•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Universidad de Occidente de Managua (UDO) se consagró como monarca de la Segunda Copa Universitaria Victoria Frost, tras vencer en tanda de penales (3-1) en la gran final a su similar de la UNAN-León anoche, en un desafío disputado en el Estadio Nacional de Futbol. Ambos clubes fueron los mejores de entre 17 participante en el torneo. Cabe resaltar que, en esta edición de la copa, los organizadores ampliaron la convocatoria de clubes pasando de 12 a 17.

Las acciones iniciaron con amplio dominio del conjunto metropolitano, que desde el primer pitazo se fue encima de la UDO-Managua e intentó a toda costa anotar el primer gol que les diera el envión anímico a ellos y las barras que desde las gradas llegaron a apoyar a ambos conjuntos. El club de la ciudad universitaria fue el primero en golpear casi iniciando el encuentro, al minuto 10 un tiro de esquina para la UNAN-León y un mal rechazo defensivo de la UDO-Managua, propició que apareciera el número 10 leonés, quien puso el 1-0 para los metropolitanos.

El gol sirvió de campanada para la UDO-Managua, que en vez de achicarse se agigantó para irse encima de los leoneses, que trataron a toda costa de resistir las constantes llegadas de los jugadores de la UDO-Managua. Tanta fue la insistencia de la UDO que al minuto 24, una jugada por la banda derecha, permitió que Omar Muñoz quedara solo ante el arquero leonés y fulminara con un derechazo que se internó en la red de la UNAN-León para colocar el empate en la pizarra.

De ida y vuelta

El segundo tiempo fue un poco más parejo, ambos conjuntos salieron a darlo todo por la victoria, aunque con el paso del tiempo la balanza se fue inclinando del lado de la UDO-Managua, en el minuto 87 los occidentales tuvieron una oportunidad clara con un disparo desde fuera de área de Romario Lazo que fue rechazado por el arquero metropolitano, siendo la última acción de peligro para la UNAN-León. El árbitro del encuentro pitó el fin del partido y los penales fueron anunciados.

En los cobros de muerte súbita, la UDO-Managua fue la primera en realizar su tiro, Romario Lazo fue el encargado de anotar el primer gol de la tanda de penales, Marcos Lorío de la UNAN-León falló enviando su remate por la nubes, el momento más importante de la tanda de penales llegó cuando Alejandro Taval de la UNAN-Managua, miró con impotencia cómo su tiro fue detenido por el arquero de la UDO Franco Guzmán, que en ese momento se convirtió en héroe del onceno occidental. Los siguientes dos lanzadores de la UDO anotaron sus tiros y se quedaron con el premio mayor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus