•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La incógnita sobre quién será su próximo entrenador, sigue sin ser resuelta, no obstante, Román “Chocolatito” González, dio ayer unas declaraciones claves sobre los cambios que podría hacer en su esquina para volver a la cima. Para eso regresó al pasado y puso en la palestra tres nombres que ya estuvieron en su equipo: Gustavo Herrera, Wilmer Hernández y su padre Luis González. En pocas palabras, volver a las raíces donde su éxito comenzó. 

“El primer entrenador que tuve fue mi papá, luego Gustavo Herrera, después Arnulfo y Wilmer Hernández. No hemos tomado esa decisión, pero a mí me gustaría estar con Gustavo, Wilmer y mi papá, si están dispuestos a irse conmigo a entrenar. ¿Cómo no gustarme estar con Gustavo si fue el primer entrenador que tuve cuando me coroné contra Yutaka Niida en el 2008?”, dijo Román este viernes durante el pesaje de Nica Boxing en un hotel capitalino. También fue claro y contundente al decir que la última decisión sobre esas modificaciones “la tengo yo”.

González analizó la experiencia que recientemente tuvo con el entrenador Sendai Tanaka, criticado por viajar dos veces a Estados Unidos durante su estancia con el tetracampeón. Román no se quejó, al contrario dice sentirse feliz por la preparación que realizó en Japón previo a su segundo combate contra Srisaket Sor Rungvisai, pero sí reconoció que necesita un equipo de trabajo que esté al 100% pendiente de él. “Tanaka es un entrenador completo, el problema es que tiene que ver muchos boxeadores. Durante el campamento -en Japón- él viajó a Estados Unidos de forma seguida. Tengo que tener un entrenador fijo, que solo se dedique a mí”.

“Escojo a mis entrenadores en Nicaragua porque los conozco y sé que van a morir conmigo. No sé si un entrenador extranjero va a dejar su familia para ir conmigo a un campamento. Arnulfo Obando lo hacía, él me consideraba como su hijo, sabía cómo era el trabajo. Lo que más quiero es estar con una persona que esté encima de mí y saque lo último que tengo. Si ellos (Gustavo, Wilmer y su padre) tienen tiempo para dedicarme, voy sobre con ellos. Gustavo es un buen entrenador, Wilmer también. No tengo quejas de él, ha sido un tipo muy completo. Con Gustavo fui campeón en el 2008”. 

Herrera disponible

La respuesta de Herrera a lo expresado por González, fue una sonrisa de emoción. Al entrenador le gusta la idea de conformar ese equipo. “Deberíamos de reunirnos, así aclaramos puntos, estoy dispuesto a hablar con él en cualquier momento. Eso sería un bombazo, nosotros nos conocemos desde los barrios”, señaló Herrera. “Cuando nos separamos no fue por diferencias personales, él es un orgullo para Nicaragua. Cuando me fui de su lado, expresé que lo dejaba en un gran tiempo, sin derrotas, es un gran orgullo. Sus palabras me causan mucha emoción”. 

Por su parte, Wilmer indicó que actualmente está trabajando con varios muchachos, por lo que sería muy complicado. “Voy a pensar bien, por andar con Román dejaba todo, no puedo negar que gané bien. Si me preguntas ahorita, te diría no, pero vamos a ver, tendría que pensar”, afirmó el entrenador y preparador físico. “Sé que hay buena plata, pero esto no es solo dinero, no es solo valorar eso, el aprecio”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus