•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando el mánager Julio Sánchez y el dirigente Nemesio Porras hicieron oficial el primer recorte de la preselección nacional el pasado martes 24 de octubre, los diez peloteros que fueron separados del total de 42 recibieron al mismo tiempo una esperanza. “Esta puede ser una separación no definitiva”, dijo el timonel, argumentando que el accionar de estos peloteros en la Liga Profesional estaría bajo supervisión, y en caso de estar haciendo un buen trabajo tendrían la oportunidad de ser convocados nuevamente. 

Aferrados a esa esperanza y ansiosos por volver a la lista de preseleccionados, Sandor Guido, Ronald Garth, Javier Robles, Enmanuel Meza, Norlando Valle, Berman Espinoza, José Elías Villegas, Esteban Pérez, Ernesto Glasgow y Edgar Montiel se han empeñado en dar lo mejor de sí con sus respectivos equipos. Pero, ¿cómo les ha ido en el arranque de la edición XIII de la Liga Profesional? Revisemos sus números hasta el 2 de noviembre, esto  sin incluir la última jornada. 

Apagados

El veterano Sandor Guido, cuya baja de la preselección fue motivo de muchos cuestionamientos, acumuló en cuatro desafíos un promedio ofensivo de .143 gracias un imparable en siete turnos al bate, con el agregado de una carrera impulsada. Su compañero de equipo, el experimentado Ronald Garth, en el mismo número de juegos, bateó para 231 puntos por tres cañonazos en 13 apariciones oficiales al plato, con cinco ponches y nada en cuanto a carreras impulsadas.

Por su lado, el chavalo Enmanuel Meza, artillero de los Tigres de Chinandega y quien hasta la fecha indicada anteriormente participó en cuatro duelos, forjó un average de 400 puntos gracias a dos incogibles en cinco viajes a la caja de bateo, consiguiendo además una carrera anotada y otra empujada. Edgard Montiel, por su parte, conectó tres indiscutibles en 10 turnos, forjando así un promedio de .300 en un total de 3 juegos. En el caso de Norlando Valle, su promedio de bateo fue de 250 puntos gracias a dos hits en ocho turnos al bate. 

Otro de los peloteros cuya separación de la preselección causó mucha sorpresa fue Javier Robles, quien en seis juegos con los Indios del Bóer consiguió cuatro imparables en 18 visitas al plato, para un promedio ofensivo de .222. Agréguenle a esto una carrera anotada y una empujada, además de una base robada.

Berman destaca

Berman Espinoza, el lanzador de los Gigantes de Rivas, ha tenido un gran inicio de temporada en la Liga Profesional. Así lo evidencian sus números. Trabajando como relevista, Espinoza ha lanzado 6.2 episodios, recorrido en el que solo permite una carrera limpia, por lo que su efectividad es de 1.35. Con balance de una victoria sin derrotas, el derecho ha permitido solo dos imparables (1HR), otorga dos bases por bolas y poncha a cinco adversarios. 

Por su parte, José Elías Villegas, el tirador del Bóer que hasta el 2 de noviembre había participado en tres juegos como relevista, presenta una efectividad de 1.50 como consecuencia de permitir una carrera en seis entradas completas, trayecto en el que le conectan seis hits y poncha a cuatro rivales. 

Por su lado, Esteban Pérez, lanzador de los Tigres, presenta un promedio de carreras limpias permitidas de 0.00, pues en 1.1 innings de acción como relevista no admite anotaciones. Su compañero de equipo, Ernesto Glasgon, lanza para 2.70 por conceder una carrera en 3.1 episodios. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus