•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nuestro futbol siempre fue pequeño. Tanto que el hecho de más historia durante largos y largos años fue la victoria por 2-1 sobre el equipo argentino Estudiantes de La Plata en 1966, en un juego amistoso. Y se fue más allá, ese juego fue incluido en nuestro Salón de la Fama, lo cual nos da una idea clara de la forma que teníamos de medir el futbol pinolero, porque no se trató de puntos en disputa, sino de una visita como la que hizo en beisbol, una escuadra dividida de los Orioles de Baltimore en 1980. 

Fuera de cálculos

Es por esa razón, que obtener una medalla de plata y dos de bronce en los Juegos Centroamericanos de 1973 en Guatemala, 1977 en San Salvador y 1986 en Guatemala, levantaron nuestra autoestima, pese a que en las dos últimas competencias, estuvieron involucrados solo cuatro equipos, es decir, que bastaba evitar el último lugar, aunque eso para nosotros tenía significado, así los equipos caracterizados no llegarán con todo su material, excepto los que pertenecían a los países sede, como El Salvador y Guatemala, ganadores de las medallas de oro.

En 1973, la selección de futbol Sub-21 de Nicaragua obtuvo sorprendente la medalla de plata en los primeros Juegos Centroamericanos realizados en Guatemala 1973, casi coincidiendo con mi regreso de Puerto Rico donde pasé 10 meses. Con nuestro deporte incorporándose difícilmente después del terremoto ocurrido en el cierre de 1972, se tomó el reto de asistir a ese primer intento de darle forma a los Juegos de la región centroamericana en forma improvisada en medio de las dificultades imperantes y el joven equipo de futbol nica, solo perdió 2-0 con Panamá, ganador del oro, superando en la tabla de posiciones al equipo salvadoreño ganador del bronce, a Guatemala y Costa Rica, extrañamente último lugar. Un empate y dos triunfos (2-0 contra Costa Rica y 1-0 ante Guatemala), facilitaron cinco puntos con el sistema de aquel tiempo, asegurando la increíble plata. 

Ataca “catarrito”

Panamá ya había comenzado a tomar vuelo, y la medalla de plata conseguida en 1977 coincidió con la puesta en marcha de un plan de desarrollo en el que contribuyó mucho el argentino Omar Muracco, quien entrenó aquí al Cecilia y la UCA. Nicaragua llegó en el 77 a San Salvador con la dirección del brasileño Luis Dabo y en el 86 guiado por el checo Jan Fullop. Apunten a Salvador Dubois en el primer caso y Florencio Leiva en el otro, como apoyos.

En 1977, las dos victorias sobre Guatemala por 2-1 y 1-0, en un torneo en el que Manuel “Catarrito” Cuadra marcó cinco goles, segunda cifra, solo uno detrás del más grande jugador salvadoreño de todos los tiempos, Jorge “El Mágico” González, llamado el Maradona Centroamericano. Se perdió dos veces con El Salvador ganador del Oro y otras dos con Panamá; y en 1986 se registraron dos empates con El Salvador y Honduras 0-0 y 1-1, perdiendo 0-4 con Honduras. El Oro fue para Guatemala y la Plata para Honduras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus