•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Luis Camilo Gutiérrez, el jugador que con su gol de mano en el partido de ida puso al frente a los Caciques del Diriangén (1-0) en la semifinal ante el Club Deportivo Walter Ferretti, fue descifrado ayer por Denis Espinoza en una tanda de penales disputada a oscuras en el Estadio Olímpico del IND.

 La figura del “Pulpo” bajo los tres palos marcó la diferencia, pues detuvo par de ejecuciones para resarcirse de su fallo desde los 11 pasos y darle la clasificación al conjunto rojinegro (7-6) a la final del torneo de Apertura de la Liga Primera, donde se medirá ante el Managua FC.

El 1-0 a favor de los locales después de 90 minutos reglamentarios, se mantuvo durante los tiempos extras y en la definición desde el punto penal el considerado por muchos como el mejor guardameta del país, Denis Espinoza, amargó a los diriambinos, como lo hizo en el pasado torneo de Clausura en las mismas instancias.

Cuando el árbitro central pitó el final del segundo tiempo extra, el timonel de los rojinegros Flavio Da Silva sabía que tenía una ventaja respecto a su rival, pues de su lado estaba el “Pulpo”. Tras de permitir seis goles, como si estuviera esperando, Denis se encargó de atajar el disparo de Gutiérrez, ¿o fue el karma?  

Las acciones

Temprano en el partido Robinson Luiz dispuso de la oportunidad más clara para adelantar a los suyos, estrellando un balón en el poste derecho tras un cobro de tiro libre desde el borde del área. 

La ejecusión del brasileño fue suave, pero llevaba buena colocación, infortunadamente para él, su disparo impactó en el poste y el rebote acabó llegándole al arquero Diedrich Téllez, que había quedado congelado.

Los rojinegros tuvieron dos oportunidades más antes de llegar a la media hora del partido, nuevamente por medio del carioca Luiz, quien ante la ausencia de Bernardo Laureiro, Jorge García y Yosimar Amador, se encajó la estafeta de líder. A los 18’, Robinson entró al área de los Caciques con balón dominado y sacó un remate que se fue por un costado del marco. Tres minutos después, el juvenil Cristofer Rodríguez asistió al propio brasileño, pero este reventó el balón en el cuerpo del guardameta Téllez.

La postura de los Caciques fue clara, la misión era defender el 1-0 que lograron como locales en el juego de ida. Hasta siete jugadores poblaban la defensa y los demás no pasaban del medio campo, mientras los rojinegros dominaban el balón y buscaban la forma de romper el fortín defensivo de los visitantes. Los dirigidos por Flavio Da Silva intentaron penetrar por todos los sectores, Alejandro Tapia se proyectó constantemente por el lado izquierdo y Danilo Zúñiga por el derecho, generando ambos mucho peligro.

Premio a la insistencia

Al regreso de los vestidores, la dinámica del partido fue la misma del primer período, con Ferretti dominando el esférico y manteniendo a los Caciques replegados en su propia zona del campo. Tan pronto como al 51’, Robinson Luiz ganó un balón dividido cerca del área diriambina y lo prendió a bote pronto enviándolo apenas por encima de la cabaña que resguardaba Téllez. Pero ocasión más clara la tuvo Darwin “Venado” Ramírez, quien tras un tiro de esquina cabeceó el balón y lo estrelló en el travesaño.

La acción de Ramírez fue el preludio del tanto de los capitalinos, que vieron premiada su insistencia al 72’, luego que Alejandro Tapia, en cobro de tiro libre, colgara un centro y el defensor René Huete ganó el salto a sus pares diriambinos para rematar de cabeza y enviar el balón al fondo de las redes. El 1-0 en la pizarra nivelaba la eliminatoria (1-1) y abría paso a un cierre de infarto en el Estadio Olímpico del IND. Y sí que lo hubo, pues la pizarra no sufrió modificación y el desafío se fue a tiempos extras.

Otra vez Denis

La mejor versión de los Caciques estaba por verse en los períodos agregados, sobretodo por la presencia de los costarricenses Johan Bonilla y Francisco Rodríguez, quienes se encargaron de darle profundidad al Diriangén. En el primer minuto Rodríguez exigió por primera vez al “Pulpo” con un disparo desde fuera del área que llevaba dirección de gol, pero el guardameta capitalino se lanzó con lo justo para mandar el balón a tiro de esquina.

A los 9’ del primer tiempo agregado fue Bonilla el que exigió al “Pulpo” con un disparo de tiro libre que amenazaba con colarse en la portería capitalina, pero Denis apareció nuevamente desviando el esférico. Pese a que los diriambinos exhibieron una pronunciada mejoría y estaban en superioridad numérica por la expulsión de Huete, no lograron perforar la cabaña del Espinoza a la postre clave. El 1-0 se mantuvo (1-1 global) y el árbitro dio paso a la definición desde el punto penal.

En esas instancias, después de cuatro aciertos del Ferretti y un fallo del Diriangén, Denis Espinoza se paró frente al balón con la posibilidad de liquidar la eliminatoria, pero su similar de los Caciques, Diedrich Téllez, adivinó el cobro del “Pulpo” y obligó a extender el drama. Finalmente, después de que tres de sus compañeros atinaron sus ejecuciones, Denis se resarció de su fallo y atajó el penal de Luis Camilo Gutiérrez, permitiéndole a su equipo disputar la gran final del torneo de Apertura ante el Managua FC, que el sábado se deshizo del Real Estelí.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus