Secciones
Multimedia

María Odily García, la joven promesa del atletismo

Foto por: Oscar Sánchez.

Para María Odily estos serán sus primeros Juegos Centroamericanos.

Ganadora. Aunque estos serán sus primeros Juegos Centroamericanos, ya ha conseguido importantes victorias dentro del atletismo. Sus principales competidoras vienen de Panamá y Costa Rica.

Los XI Juegos Centroamericanos Managua 2017 tendrán una nueva figura representando a Nicatragua en atletismo femenino y las expectativas de que gane una medalla son altas. Con apenas 17 años, María Odily García será la nicaragüense en la modalidad pista de 200 y 400 metros.

Pese a su corta edad correrá en la categoría mayor. Sus entrenadores ven en ella a la mejor corredora femenina del país y no es en vano: en junio de este año, durante el Campeonato Centroamericano Mayor de Atletismo, realizado en Tegucigalpa, Honduras, la joven sumó a Nicaragua una medalla de bronce tras correr 200 metros en 25.82 segundos.

Además, es la actual campeona centroamericana en 200 y 400 metros planos sobre pista. Los títulos los consiguió en Managua hace apenas cuatro meses durante el Campeonato Centroamericano de Atletismo Juvenil. 

En esa competencia María Odily García deslumbró con su agilidad y técnica y logró vencer a su antigua marca estableciendo un récord nacional en su categoría. Consiguió correr los 200 metros en 25.52 segundos y 400 metros en 56 segundos. Esa será su marca a vencer cuando el lunes 4 de diciembre salga a la renovada pista de atletismo del Instituto Nicaragüense de Deportes (IND) para correr junto a sus rivales de Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica y Panamá. 

Para María Odily estos serán sus primeros Juegos Centroamericanos. En los anteriores de 2013, realizados en Costa Rica, Nicaragua no consiguió ninguna medalla en atletismo femenino en los 200 y 400 metros. 

Marcas a vencer

María Odily ya conoce a algunas de las atletas de otros países con las que correrá en los Juegos Centroamericanos de Managua. Su mayor competencia, confiesa, son las corredoras de Costa Rica y Panamá.

Para poder ganar una medalla de bronce en 200 metros, María Odily, la joven promesa de Nicaragua, deberá superar la marca de 24.35 segundos que dejó en 2013 la costarricense Glenda Davis. Y para ganar una medalla de bronce en 400 metros, la nica deberá superar la marca de 54.90 segundos que dejó la tica Dessiré Bermúdez. Ella se muestra confiada. 

“Espero dar lo mejor de mí para darle una medalla más a Nicaragua y confío que será un buen color”, asegura María Odily, sentada bajo un intenso sol en las gradas del IND antes de iniciar su entrenamiento.

El atletismo es un deporte que contiene un conjunto de disciplinas agrupadas en carreras, saltos, lanzamientos, pruebas combinadas y marcha. Es el arte de superar el rendimiento de los adversarios en velocidad o en resistencia, en distancia o en altura, en pruebas que se dividen en velocidad, saltos y lanzamientos, así se define esta disciplina en la página web oficial de los XI Juegos Centroamericanos Managua 2017, que serán inaugurados el próximo 3 de diciembre.

En todas las especialidades de atletismo, Nicaragua tendrá 40 representantes en total: 20 mujeres y 20 varones, de acuerdo con datos de la Federación Nicaragüense de Atletismo (FNA).

Surgió en el colegio

La joven tiene cuatro años practicando atletismo. Inició en La Paz Centro, León, de donde es originaria, en unas competencias escolares. Entonces tenía 14 años.

“Fue de la nada, no le daba mucha importancia, pero conocí a un profesor que vio algo en mí. Descubrió que yo era rápida y me dijo que si quería practicar atletismo. Así fue como comencé a venir a entrenar en el IND y a presentarme a chequeos que hacen cada mes para ir creciendo a nivel deportivo”, relata. 

Le ha ido tan bien, que en los últimos tres años ha representado a Nicaragua en competencias centroamericanas realizadas en Honduras, Costa Rica, El Salvador, Panamá y ha ido a campeonatos en República Dominicana y México.

“Descubrí que esta es mi pasión. Me encanta correr, me apasiona; y que te den medallas por haber ganado, se siente aún mejor. Es una gran motivación y un pasatiempo bonito”, asegura García.

Preparación

Es una entrenadora religiosa. Todos los días por la mañana y por la tarde dedica dos horas para entrenar haciendo carreras largas de 1,000 metros, va al gimnasio y, sobretodo, cuida su alimentación.

Para tener un buen rendimiento hay que alimentarse bien, afirma. Debe tomar vitaminas, acudir a chequeos médicos, evitar el consumo de carne roja, grasas en exceso y procura consumir muchas frutas, verduras y tomar agua en abundancia.

También cuida sus emociones porque “el buen rendimiento de un atleta también tiene que ver con el estado emocional porque a veces los problemas que pueda haber en la casa o en los estudios afectan los entrenamientos”

María Odily García es una joven delgada, de piel morena, alta, con piernas largas y no usa maquillaje. A veces baila, pero no forma parte de ninguna academia. Lo que prefiere después del estudio es correr.

La joven ahora vive en Managua. Cursa primer año de la carrera de ingeniería eléctrica en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y luego de sus clases devotamente se dispone a correr.

“Correr representa una parte de mi vida porque desde que lo practico si dejo de correr me siento extraña. Si no estuviera estudiando a esto sería a lo que me dedicaría en tiempo completo, pero entiendo que el deporte debe ir de la mano con el estudio”, dice. Así se lo aconsejaron sus padres, quienes según dice, han sido su principal apoyo.