•  |
  •  |
  • END

En los informes anuales del Banco Central de Nicaragua, BCN, el sector de Zona Franca siempre aparecía como el más dinámico, con exportaciones creciendo a más del 20 por ciento y la mayor generación de empleo en la industria, situación que ha cambiado drásticamente, al registrar un crecimiento ínfimo y una fuerte pérdida de empleo.

Como evidencia de esa situación se registra el cierre de cuatro empresas de la taiwanesa Nien Hsing, que era la mayor firma de Zona Franca, además de otra que está por cerrar en los próximos meses, ante la imposibilidad de seguir compitiendo con sus operaciones en Nicaragua.

En su último informe, el BCN refirió que al mes de mayo el sector registraba un crecimiento en las exportaciones de casi el 8 por ciento, mientras en períodos anteriores la tasa llegaba a cerca del 20 por ciento de incremento.

Las exportaciones al mes de mayo suman 550 millones de dólares, comparadas con los 510 millones de dólares de 2007.

Antenor Rosales, Presidente del BCN, dijo que la industria está generando desempleo, debido a que no se han repuesto las empresas que cerraron operaciones.

Según el informe, el empleo en el sector bajó de más de 88 mil 700 en diciembre de 2007 a un poco más de 84 mil 500 a julio de este año.

Rosales dijo que es preocupante la situación de la Zona Franca, dada la importancia que esta industria tiene en la economía del país, por la gran cantidad de empleo que genera.

El sector no escapa al impacto que enfrentan el resto de empresas del país, por el alto precio del petróleo en el mercado internacional y las constantes alzas de la materia prima.

Dean García, Director Ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección, Anitec, dijo que las empresas de Zona Franca vienen experimentando una crisis desde el año pasado, la que se determina por varios factores; uno de ellos es el impacto del alza en el precio internacional del petróleo.

Además, los precios de los productos que exporta la Zona Franca están enfrentando una reducción en el mercado estadounidense.

A esos factores externos se le debe agregar el impacto a nivel nacional, que tiene que ver con los altos precios de los insumos utilizados por la industria.

“Todos esos factores combinados hacen que el sector, aunque todavía sigue creciendo en el año, se está reduciendo drásticamente”, subrayó.

Pérdida de competitividad
García precisó que en el mes de mayo de este año, las exportaciones de Zona Franca sólo crecieron el 0.5 por ciento, cuando estaban acostumbrados a crecimientos de entre el 20 y 25 por ciento.

“Lo que queremos plantear es que el sector está reduciéndose y estos impactos se ven claramente por el cierre de varias empresas, principalmente las del grupo taiwanés Nien Hsing”, apuntó.

El director ejecutivo de Anitec explicó que las empresas de Zona Franca realmente están perdiendo competitividad desde el punto de vista del incremento de costos y que por esa razón, en el tema del salario mínimo, plantean que debe ser una decisión adecuada, en la cual el sector tenga capacidad de absorción de costos, porque ya no tienen capacidad de hacerlo, ya que el precio de sus productos no es flexible.

“A diferencia de otras empresas del sector industrial, que pueden trasladar una parte del costo al precio, nosotros no podemos hacerlo en lo más mínimo, porque el valor de nuestro producto en el mercado internacional ya está dado y porque la alta competencia que hay en Estados Unidos con otros países que son estructuralmente más fuertes que nosotros hacen que nuestros precios no sean movibles, e inclusive han bajado”, dijo.

Prendas que antes tenían un valor de 4 dólares ahora se pagan a 1.50 en el mercado estadounidense y los empresarios locales no pueden vendérselas más caras porque el comprador simplemente hará el pedido a Camboya o Vietnam, a quienes sí les es rentable venderlas a ese valor.

El nivel actual de crecimiento del sector no permite absorber los costos del alza del petróleo y los insumos, señaló García.

Panorama positivo; igualar 2007
El director ejecutivo de Anitec dijo que siendo positivo, al final de 2008 no esperan registrar un crecimiento en exportaciones, sino al menos igualar 2007, cuando lograron exportar 1 mil millones de dólares.

Explicó que las empresas de Zona Franca en general están reduciendo producción. “Se están ajustando, primero para ver cómo absorben esa reducción de precios en el mercado y segundo para ver cómo recuperan esa baja en el precio produciendo más”, indicó.

Afirmó que las cifras a mayo reflejan un crecimiento del 0.5 por ciento en valor de exportaciones, pero en volumen aumentaron 15 por ciento.

“En eso se ve el claro ejemplo de cómo la crisis que están enfrentando las empresas, es una afectación de precios del producto en el mercado internacional”, expresó.

Por tal razón, las empresas están tratando de incrementar la producción, ajustándose en el espacio que tienen actualmente.

Buscan salida a la crisis
Compañías mexicanas de Zona Franca adquirieron las industrias que cerró la taiwanesa Nien Hsing, pero según García, el llegar a producir y comenzar a exportar lleva tiempo, no es cosa de la noche a la mañana.

“Tienen que pasar por un proceso de reacomodo, ajustes y capacitación de personal, además de buscar clientes a quienes venderle”, aseveró.

Mencionó el caso de la estadounidense Cone Denim, la que está comenzando operaciones en el país, pero que igualmente le llevará tiempo llegar a su nivel de producción normal.

García dijo que partiendo del criterio de que lo que quieren es crecer, lo que se ha hecho es sustituir empleos que se han perdido y aun así, como los ajustes no son automáticos, al final de este año todavía se estima una pérdida neta de empleo.

Hasta el momento son cuatro las empresas de confección que han cerrado operaciones y falta una de ellas que lo haga, para completar cinco, todas de la firma Nien Hsing.

Las proyecciones de Anitec indican que, tomando en cuenta datos oficiales, al mes de diciembre habrá una pérdida de 8 mil 500 puestos de trabajo.

Señaló que están viendo qué medidas de ajuste toman este año, para en 2009 revertir la situación y poder crecer.

Agregó que no tiene información de que más empresas vayan a cerrar operaciones, pero si esta situación persiste, lo más probable es que vengan más cierre de operaciones.

“En el momento en que las empresas pierdan competitividad y no puedan vender en el mercado, reducen sus precios de exportación, se reducen sus ingresos por exportar, es obvio que no podemos tener capacidad de seguir absorbiendo costos”, puntualizó.

Consideró importante un diálogo, para ver qué tipo de políticas públicas implementan para reducir un poco el impacto de esta situación de crisis internacional.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus