•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El primer puro que compró en Madrid, España, terminó en el piso. No lo pudo encender. Era un puro “barato”, ya que su presupuesto en Europa, por aquellos tiempos, era de un estudiante.

En el segundo intento, con la ayuda de un tío, se fumó uno de la marca “Romeo y Julieta Churchill”. Así empezó su pasión por el tabaco.

Actualmente, Enrique Sánchez es el presidente y fundador de la empresa Global Premium Cigars, GPC, que produce las marcas de tabaco “1502 Emerald”, “1502 Ruby” y “Black Gold”.

La marca 1502, en franco crecimiento en Estados Unidos, hace referencia a la fecha en que Cristóbal Colón, en su cuarto y último viaje a América, nombra el primer punto de referencia de Nicaragua, conocido como Cabo Gracias a Dios.

 

¿Cómo entra en este negocio?

La afición por el tabaco es la que me lleva a este negocio. En una plática con don Néstor Plascencia (presidente de la Asociación Nicaragüense de Tabacaleros), de algo referente al tabaco, traté de persuadirlo para entrar a un negocio con otro ángulo y me dijo que no, que ese negocio no iba a ningún lado y que me diera la oportunidad de hacer algunas ligas para mí.

Obviamente cuando don Néstor Plascencia te dice "confiá en mí" no le podés decir que no. Yo no quería hacer ligas propias, pero cuando comencé a trabajar con el tabaco, me di cuenta que esto era algo fuera de este mundo y me motivó. Hice las investigaciones de mercado en Estados Unidos y todos los resultados fueron de primera. ¡Excelente! Y así fue que creé la marca 1502, orgullo nicaragüense.

 

¿Cuándo fue eso?

Fue hace unos tres años. En el mercado estadounidense nosotros empezamos el primero de agosto de 2012. Tenemos como unos 20 meses de estar en el mercado.

Es importante, porque hemos visto cómo hemos salido adelante en esto. En 20 meses, tenemos más de 150 tiendas abiertas en Estados Unidos y tenemos los rating. ‘Emerald’ dos años consecutivos ha obtenido 92 puntos de 100 y siendo 94 el más alto. El ‘1502 Ruby’ ha sido 91 y 93 (puntos) en dos años consecutivos, el ‘Black Gold’ 90 y 93 (puntos) y el ‘Ruby’ fue número 14 del mundo. Y todo eso ha pasado en 20 meses.

Tenemos lounges especialmente dedicados a la marca 1502, tenemos ceniceros, póster, con nuestra bandera de Nicaragua. Como te decía, esa es la parte del orgullo nicaragüense, porque siempre que hay un evento lo primero que ponemos es la bandera. Me he encontrado gente en ferias internacionales que se regresan y me preguntan: "¿Esa bandera es de Nicaragua? Es que yo también soy nicaragüense". ¡Ah, vení para acá!, les digo. Y aunque la gente que la vea no fume puro, nuestra bandera les llama la atención. Y eso toca el corazón.

 

¿De qué tipo de rating estamos hablando?

Hemos tenido dos revistas, Cigar Journal, que tiene bastante presencia en Europa y Asia, y Cigar Snob, que está bastante en la zona este de Estados Unidos.

 

¿Cuál es el secreto de los puros que fabrica?

El buen gusto, el amor y la pasión. Eso es gran parte del secreto en general. ¿Qué está detrás de la cortina? Dedicación. Trabajar con personas que, además que tengan acceso al tabaco, puedan manejar el tabaco como ellos mejor lo conocen.

El tabaco es un arte. Requiere de disciplina y paciencia, para poder crear un buen tabaco. Se requieren tres años para cosechar un tabaco y se pasa por procesos tras procesos, hasta que se llega a tener un tabaco para disfrutarlo.

En Nicaragua, además de tener una de las mejores tierras del mundo para sembrar tabaco, así como la luz, el agua y todos los elementos necesarios, esas tierras descansaron en los años ochenta, a deferencia de países como Cuba que en 200 años no ha dejado de cultivar tabaco. En Dominicana también.

En Nicaragua tenemos cuatro regiones principalmente dedicadas al tabaco: Jalapa, Estelí, Condega y la Isla de Ometepe.

 

¿A cuánto asciende su producción y ventas?

La ventaja de estar “casado” con uno de los mayores productores de tabaco del mundo, te da un techo bien alto en la producción. Realmente, el año pasado tuvimos unos 70,000 puros y este año tendremos unos 150,000. Eso te da una idea de cómo ha sido aceptado nuestro tabaco nicaragüense.

Si en las tiendas donde estamos presentes, no es el tabaco que más se vende, estamos entre los diez que mejor se venden. Así que no es importante solo estar en tienda, sino también que las personas que lo consumen estén satisfechas.

Es interesante que casi cada semana sale algo publicado de nuestro tabaco. Eso es algo que te da una idea de cómo está la motivación de la gente.

 

¿Cuál es la diferencia entre cada una de sus marcas?

El ‘1502 Emerald’ es el más suave de las tres marcas. Tiene capa Jalapa, banda nicaragüense, tripas nicaragüenses y además tripas de San Andrés, México.

El ‘1502 Ruby’, que es nuestro sabor medio, tiene capa de Ecuador, bandas y tripas nicaragüenses.

Y el ‘Black Gold’, que es el más fuerte en carácter, tiene capas de San Andrés, México, doble banda de Nicaragua y tres ligeros de Nicaragua.

El tabaco está dividido en tres capas: la capa es lo que ves afuera del tabaco, la banda está abajo de la capa y las tripas es el cuerpo del tabaco.

 

¿Cuáles son sus planes a futuro?

Estamos en Estados Unidos y Nicaragua, por el momento. Hay ciertos mercados en Latinoamérica en los que estamos interesados y estamos trabajando con la idea de ir hacia ellos. Después está Europa.

 

¿Qué hacía antes de comenzar en este negocio del tabaco?

Me lo fumaba (sonríe).

Siempre estuve en la parte de negocios, aquí en Nicaragua. Después de un tiempo que me molestaba que no me dejaban fumar en la oficina, dije “voy a hacer algo relacionado con tabaco en el que nadie me diga dónde puedo fumar y dónde no".

 

¿Qué le dio por fumar tabaco?

Fue en el año 1991. Estaba en Madrid y miraba a las personas muy elegantes con su puro. Entonces dije "quiero probar". Tenía presupuesto de estudiante y le dije a la persona "dame el puro más barato que tengás" (sonríe).

Después de media hora tratando de encenderlo, porque nadie me dijo que tenía que cortarlo, lo tiré y dije "esto no es para mí".

Con el tiempo, vino un tío con un puro ‘Romeo y Julieta Churchill’ y le dije “quiero probarlo”. Entonces vi que había que cortarlos. Lo comencé a probar, especialmente los cubanos. Hace unos 12 años atrás comencé a fumar más tabacos nicaragüenses. No hay nada que envidiarles. Es completamente otro sabor, otra fortaleza, y el control de calidad que tenemos actualmente, que es de primera.

 

¿Qué representa el tabaco de Nicaragua en el extranjero?

El tabaco en general tiene un efecto de camaradería. Uno se sienta con las personas y puede unir puertas. Es como tu carta de presentación.

El tabaco nicaragüense es de lo más cotizado hoy día, no solo en Estados Unidos sino en el mundo entero. Para mí es un orgullo llevar la bandera de Nicaragua adelante.

 

¿Quién es?

Enrique Sánchez es licenciado en Administración de Empresas, con un diplomado en Mercadeo y Publicidad. "Toda mi formación está relacionada con negocios y lo que hice fue combinar mi pasión con mi formación profesional", finalizó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus