Camila Medal Salaverry
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

El coaching es una gran responsabilidad para cada gerente y, para muchas personas, puede significar un gran reto. Los gerentes deben mantener los estándares de desempeño, asegurarse que las personas sigan las políticas y procedimientos y darle al blanco a los objetivos individuales y del equipo a través de otras personas.

1) Identificar la oportunidad
Las oportunidades pueden surgir debido a una nueva necesidad o proyecto, que requiere una nueva habilidad o quizás surjan de una evaluación de desempeño o se identifican después de que ocurre un error. Su trabajo como gerente consiste en establecer las prioridades de esas necesidades para evitar que su equipo se sienta abrumado con tantas posibilidades.

2) Imaginar el resultado deseado
Una vez que se identifica la oportunidad, es importante tomarse un momento y detallar cómo sería la situación una vez que se cierre la brecha. Este es el paso que mucha gente omite o no desarrolla de manera completa y puede llevar a que todos se sientan confundidos, haya malentendidos y frustración.

3) Establecer las actitudes correctas
Conocer bien a su equipo puede determinar la rapidez con la que puede saber si tiene al aprendiz adecuado para realizar el trabajo y evaluar su motivación. Debe enfocarse en algunas de las siguientes habilidades para eliminar la resistencia y avanzar en el proceso de coaching con menos fricción:
Liderazgo
Comunicación
Obtención del compromiso vs. cumplimiento

4) Proporcionar los recursos
Para que un proceso de coaching tenga éxito es importante tener los recursos apropiados disponibles. Esto incluye el tiempo y, sobre todo, un compromiso personal de cada uno para tener éxito. Otros recursos podrían ser el dinero, equipo, capacitación, información, consentimiento y apoyo del nivel superior.

5)  Practicar y desarrollar habilidades
Una vez que los recursos están listos y se ha identificado, explicado y demostrado el grupo correcto de habilidades, ahora le toca al aprendiz practicar y aplicar lo que se ha aprendido. Para que el conocimiento evolucione hasta llegar a convertirse en una habilidad, debe practicar el conocimiento y perfeccionar la habilidad con la ayuda de un coach, quien le puede confirmar si está practicando la nueva habilidad y no el viejo hábito.

6) Reforzar el progreso
El progreso es una cosa, pero sin una forma de reforzarlo y mantenerlo, la gente puede regresar rápidamente a sus viejos hábitos. La gente no hace lo que sabe hacer; hace lo que siempre ha hecho.
Trate de utilizar estas estrategias para reforzar las habilidades aprendidas:
Dar el tipo correcto de retroalimentación.
Dar seguimiento.

7) Recompensar
Una de las mejores maneras de cimentar el crecimiento y progreso es recompensándolos. El comportamiento recompensado se repite y lo que se repite se convierte en un hábito.
Algunas de las habilidades que se deben incluir en el coaching en este paso del proceso son las siguientes:
Técnicas de retroalimentación positiva.
Reconocimiento de las fortalezas y logros de las personas.

Datos de contacto:
Dale Carnegie Training
www.dalecarnegie.com.ni
(505) 5791-3838

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus