Sonia ShAwabsky
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

Las personas son el activo más fundamental de una empresa-punto. Si bien los factores como los productos innovadores, servicios de calidad y estrategias de vanguardia pueden contribuir al éxito, ninguno de ellos puede ser creado ni aplicado correctamente sin colaboradores comprometidos. La investigación respalda esta afirmación una y otra vez.

Por ejemplo, un estudio de Hay Group, encontró que las empresas con colaboradores totalmente comprometidos producen 2.5 veces más ingresos que las empresas que luchan con bajos niveles de compromiso. Sobre la base de otra encuesta, Gallup estima que la falta de compromiso cuesta a las compañías US$68 billones.

Por otro lado, los colaboradores comprometidos son más productivos y ahorran dinero. Esto último se debe no solo a un aumento de la eficiencia, sino también para mejorar las tasas de retención. Solo uno de cada cuatro colaboradores contratados abandonaría su trabajo por un cinco por ciento de aumento salarial en comparación al 74 por ciento de los trabajadores sin compromiso.

En pocas palabras, si usted puede incrementar la colaboración de cada uno de sus trabajadores, simplemente no puede perder. Con colaboradores sin compromiso, es casi imposible ganar. Dale Carnegie Training y MSW/Research llevaron a cabo una serie de investigaciones sobre la participación de los colaboradores.

En 2012, se centraron en las grandes empresas seguido por el lanzamiento de un estudio que analiza específicamente a la industria bancaria un año después. Luego, en agosto de 2013, volvieron su atención a las pequeñas empresas, con el objetivo de determinar cómo las organizaciones con menos de 1,000 personas pueden mantener a sus colaboradores comprometidos. ¿Cómo mantener a la gente feliz y motivada, sin la carrera esperada y progresión salarial, disponibles en sus competencias más grandes?

Dale Carnegie Training define el compromiso como: ganar los corazones y las mentes de los trabajadores y ayudarles a creer en, no solo a entender lo que están haciendo. Colaboradores activamente comprometidos creen en la misión de su empresa y son leales a sus empleadores, y promueven ese sentimiento entre sus compañeros.

Colaboradores no comprometidos hacen lo que se les dice que deben hacer y se van a casa, o hacia donde el pasto es más verde (por lo general significa más dinero) cuando aparece una oportunidad. Los colaboradores sin compromiso son como un veneno, socava las buenas obras de los demás, fomentando la desconfianza y la difusión de la negatividad. Esto reduce la eficiencia, incrementa la rotación. Los pequeños niveles de compromiso pueden costar a las empresas grandes sumas de dinero.

Datos de contacto:
Dale Carnegie Training
www.dalecarnegie.com.ni
(505) 5791-3838

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus