•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La sequía no afectará mucho a la  ganadería en Matagalpa. Esto se debe a que es una zona donde aún los ríos tienen agua y hay sectores que han logrado cosechar agua por medio de reservorios, presas y lagunas que alcanzaron abastecer al ganado hasta el mes pasado.

Así lo reveló el presidente departamental de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG), José Solórzano. Igualmente, dijo que están trabajando en alianza con otras  organizaciones para garantizar la trazabilidad de la ganadería que abarca las buenas prácticas productivas, el mejoramiento de pastos y el cuido del medioambiente, principalmente las fuentes hídricas, aseguró.

El departamento de Matagalpa tiene tres grandes rubro que mueven la economía: la caficultura, la ganadería y la producción de granos básicos. Este último rubro ha sufrido grandes cambios debido al cambio climático, aseveró el dirigente del sector productivo.

“Hemos dicho desde hace tiempo que aquí hubo un periodo de tres subciclos productivos de granos básicos. Esto duró hasta 1994. Para 1995 ya el tercer subciclo estaba en riesgo. Cuando estaba en el periodo de La Niña. El subciclo más arriesgado fue el de apante. Ahora que estamos bajo la influencia de El Niño, el subciclo más afectado es el de primera, que también afecta parte de la siembra de postrera. El que se logra producir es el de apante; eso es lo que tiene que manejar la gente", aseguró el dirigente de la UNAG.

Adaptarse a cambios

Dijo que la gente tiene que manejar estos cambios para no trabajar con la vieja costumbre de siembra de los tres ciclos (primera, postrera y apante), por lo que hay que saber bajo qué influencia estamos y así priorizar el subciclo donde se va a hacer el mayor esfuerzo en la siembra y poder tener los resultados como cuando se sembraban los tres subciclos.

Aparte de esto, hay que manejar la parte técnica, la composición geográfica del terreno donde se va a sembrar y las recomendaciones sobre el uso de la semilla para siembra, como es el uso de la semilla criolla, que garantiza una mejor producción.

Tierra debe estar húmeda

Explicó que no tienen cifras concretas sobre cuántas manzanas se van a sembrar durante el periodo de primera, tanto de maíz como de frijol, y adujo que seguramente no habrá aumento en las áreas de siembra, sino un mejor manejo agronómico para mejorar la productividad y la calidad.

Por su parte Claudia Parajón, responsable técnica de la UNAG para atender las comunidades Cumaiki, afirmó que han recomendado a los productores sembrar hasta que la tierra esté bien húmeda con el objetivo de lograr una germinación de los granos sembrados, por lo que los productores están con las tierras preparadas a la espera del invierno.

“Ahorita lo que se está dando son unas brisas que no mojan suficientemente el suelo, por lo que no se puede sembrar. Por ello se está recomendando esperar lo fuerte del invierno para sembrar", acotó Parajón.

Ambos funcionarios de la UNAG coincidieron en que en Rancho Grande, Waslala y Río Blanco no ha llovido lo suficiente para iniciar la siembra.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus