•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con base en confirmaciones realizadas por compañías navieras, se prevé que durante la próxima temporada de cruceros --entre octubre del 2015 y mayo del 2016-- la cantidad de cruceros podría superar los 40 buques, tratando de revivir cifras de años anteriores, informó Rodrigo Jerez, gerente de operaciones de Careli Tours.

“Esta temporada que viene, al parecer, será mejor que la actual que aún no termina, pues sin meter los barcos que van a Corinto, ya tenemos confirmada la llegada de 31 barcos, y aún faltan otras navieras por confirmar, así que fácilmente creo que llegaremos a unos 45 o 50 barcos en la siguiente temporada de cruceros 2015-2016”, aseguró Jerez.

En la temporada 2010-2011 llegaron al país 48 cruceros; en la siguiente fueron 43, luego en la temporada 2012-2013 llegaron 38 y en la actual estaba previsto que vinieran 38, pero cuatro fueron cancelados.

“Las cancelaciones son normales. Creemos que la temporada que casi termina ha sido muy positiva, pues creo que los lugares visitados han mantenido y mejorado la atención y poco a poco se ha ido capacitando mejor a la gente para atender a los cruceristas”, comentó el representante de Careli Tours.

NUEVAS NAVIERAS

Agregó que también han recibido confirmaciones de navieras que vendrán por primera vez a Nicaragua, como el último crucero de la temporada, que se espera en el mes de junio, el que lleva por nombre Insignia, perteneciente a la naviera Prestige.

“Con este barco se termina la actual temporada, fue un período excelente porque los barcos vinieron, y solo el hecho de que venga un barco genera trabajo para mucha gente. En total, de los 38 cruceros que estaban previstos solo se cancelaron cuatro, pero es normal, son cosas que suceden por diversas razones, entre ellas las del clima”, reiteró Jerez.

LA DEBILIDAD

Entre las razones, por las cuales ha ocurrido un leve descenso en la llegada de cruceros a Nicaragua, figura que las navieras no todos los años mantienen las mismas rutas, sino que siempre las varían y otras razones obedecen a causas de fuerza mayor ligadas al clima.

Sylvia de Levy, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), considera que debido a los fuertes vientos en la bahía de San Juan del Sur muchas veces los cruceros cancelan los desembarques de viajeros para evitar accidentes.

“Por eso es importante que San Juan del Sur cuente con un buen atracadero de cruceros, aunque ya se hizo un estudio con los japoneses y definitivamente se determinó que sale demasiado caro, y entonces se debe ver la forma de mejorar la transportación de turistas con barcazas más grandes”, expresó De Levy.

Por su parte Jerez manifestó que “disponer de un atracadero en San Juan del Sur sería algo fabuloso, es un montón de plata, pero hay que ver que un puerto, con una adecuada infraestructura, permitiría ofrecer por vía acuática toda la parte sur de Nicaragua. Es algo que le gusta a la gente extranjera, la cultura, las bellezas naturales, la arquitectura, la historia, y llamaría más la atención a las navieras. En Corinto no hemos tenido problemas porque el barco queda pegado al muelle”.

Jerez reconoce que la cancelación de cruceros acarrea altas pérdidas a las empresas y negocios que dependen del turismo, y explicó que por cada crucero grande se destinan entre 25 y 30 buses para transportar a los cruceristas, y al ser cancelados, las empresas tienen que pagar el día de trabajo de los conductores y otros proveedores, como los restaurantes, dejan de percibir la alimentación para 200 o 300 personas.

Mar Caribe desaprovechado

En el atlántico• Por su parte Alfredo Gutiérrez, expresidente de la Asociación Nicaragüense de Turismo Receptivo (Antur), dijo que hasta el momento Nicaragua se beneficia solo del movimiento de cruceros en el océano Pacífico, mientras que el país desaprovecha el mercado de cruceros que se mueve en el mar Caribe.

“La mayor cantidad de movimiento de cruceros del continente se da en el mar Caribe, pero mientras no acondicionemos los muelles para que puedan arrimar y no haya una oferta diversificada, los cruceros jamás podrán llegar a Corn Island por ejemplo, hace falta desarrollar la infraestructura en las zonas costeras del Caribe nicaragüense y fortalecer más a las pymes turísticas”, sugirió Gutiérrez.

35 por ciento de los viajeros baja de los cruceros en cada puerto para trasladarse en buses hacia ciudades turísticas.

10 por ciento de los cruceristas baja del barco para explorar la ciudad portuaria y conocer un poco de su cultura o historia.

4 cruceros fueron cancelados este año por diversas razones, entre ellas cambios de rutas o problemas climáticos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus