•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El precio del petróleo bajó en lunes en Nueva York, cuando los operadores se fijaron en las negociaciones sobre el programa nuclear iraní y la demanda china, tras la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) el viernes.

El precio del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en julio perdió 99 centavos a 58,14 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

En Londres, el precio del barril de Brent del Mar del Norte para entrega en julio perdió 62 centavos a 62,69 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE).

"Estamos en una fase de repliegue técnico", indicó Michael Smith, de T&K Futures and Options, añadiendo que cualquier declaración sobre los avances de las discusiones sobre el programa nuclear iraní o la debilidad de la demanda china representan "una excusa para tomar beneficios y abandonar el mercado".

"El dólar más débil ayuda a limitar las pérdidas pero los temores sobre la sobreabundancia de la oferta pesan en el mercado", destacó por su parte Tim Evans, de Citi.

La OPEP mantuvo el viernes el statu quo, continuando con su estrategia de protección de sus porciones de mercado tras ser una de las principales responsables en la caída de los precios de los últimos meses al mantener el otoño boreal pasado su techo de producción en 30 millones de barriles diarios (mbd).

Tras esta reunión los inversores focalizaron su atención en las negociaciones entre Irán y las grandes potencias para un acuerdo final sobre el programa nuclear iraní que debe ser concluido antes de fines de junio.

Si se logra alcanzar el acuerdo y se levantan las sanciones internacionales contra Irán el país podría producir un millón de barriles de petróleo diarios adicionales en los seis a siete meses siguientes, precisó el ministro de petróleo iraní, en el seminario de la OPEP de la semana pasada.

Irán no es el único que preocupa al mercado. "También está Irak, estos dos países sin duda tendrán mucho más crudo (para exportar) el año próximo", observó Bart Melek, de TD Securities, añadiendo que "la demanda no está en crecimiento muy fuerte".

En especial hacía referencia a China, segundo mayor consumidor de petróleo del mundo y donde se ha informado de fuertes caídas en el volumen de importaciones de crudo (-10,9% en un año), a 5,5 mbd, su nivel más bajo desde febrero de 2014 y tras un nivel récord de 7,4 mbd en abril.

"Puede ser que sea en reacción a los precios más altos pero de todas formas seguimos enfrentando fuertes vientos contrarios para el WTI", subrayó Melek.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus