•  |
  •  |
  • AFP

El Banco Mundial (BM) redujo ayer sus proyecciones de crecimiento económico global al 2.8 % para este año, frente al 3% previsto en enero, en un contexto en el que India supera a China como motor emergente y Latinoamérica verá reducirse su expansión a apenas un 0.4%.

Las proyecciones de crecimiento del Banco Mundial para Nicaragua las sitúa en 4.2% para este año, 4.3% y 4.2% para 2016 y 2017, respectivamente. Estas proyecciones son menores a las del Gobierno, que espera que el país crezca entre 4.5 y 5% este año y menores que las proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que estima que la economía nicaragüense crecerá alrededor del 5% este año. Panamá podría crecer 6.2%, Costa Rica 3.4%; El Salvador 2.2%, Guatemala 4% y Honduras 2.9%. 

“Los países en desarrollo fueron el motor del crecimiento global tras la crisis financiera, pero ahora encaran un ambiente económico más difícil”, indicó el presidente del BM, Jim Yong Kim, al presentar el reporte “Perspectivas Económicas Globales”.

En esta ocasión, el informe semestral del organismo internacional hace hincapié en los efectos sobre las economías emergentes de la anticipada alza en los costes de financiación por la subida de tipos de interés en EE.UU. y el descenso en los precios de materias primas y petróleo.

Por su parte, y en una rueda de prensa, el economista jefe del BM, Kaushik Bashu, destacó que, “de forma lenta pero segura, el terreno sobre el que se sostiene la economía mundial está cambiando”.

India a la cabeza

“Con un crecimiento estimado del 7.5 % este año, India está, por primera vez, liderando la clasificación de crecimiento de las principales economías”, agregó.

El mayor recorte en las previsiones del BM se lo llevó América Latina, para cuya economía calcula ahora un crecimiento de solo el 0.4 % para este año, frente al 1.7 % pronosticado hace seis meses.

Detrás de este agudo frenazo, el organismo internacional sitúa los desafíos domésticos, entre ellos las extendidas sequías, la baja confianza de los inversores y la caída en los precios de las materias primas.

El BM resalta, en concreto, los pronósticos de contracción de Brasil este año del 1.3%, empujado por “la caída de la inversión” y el escándalo de corrupción de Petrobras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus