•   Nueva Segovia, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con la llegada del invierno, la Cooperativa de Productores Lácteos de Jalapa (Coprolaj), que lleva un año y medio de funcionar, incrementará el acopio de leche a 1,800 litros diarios, aunque la planta procesadora, ubicada a cuatro kilómetros al sur de la ciudad, tiene capacidad para almacenar hasta 4,000 litros. Su arranque lo inició con mil litros.

Mario Córdoba, presidente de la asociación, dijo que cuenta con 42 socios, de los cuales solamente 22 están entregando la producción diaria y se han agregado productores de la Unión Nacional de Agropecuarios (UNAG) para abastecerles. 

“Tenemos el comercio del queso principalmente con las rosquilleras de Somoto. Ellas piden un queso salado, pero ofertamos a nivel local queso para el consumo, así como la crema. Estamos por ofrecer queso con chile y otros vegetales”, reveló.

Explicó que el proceso de elaboración de los lácteos se realiza con todas normas de higiene, desde el propio equipamiento de los equipos con acero inoxidable hasta el vestuario especial que usa el personal para garantizar la calidad del producto. 

LA NUEVA REALIDAD CLIMÁTICA

Aunque el municipio de Jalapa está situado en el trópico húmedo de Nueva Segovia, las variabilidades climáticas han introducido incertidumbre en el sector agropecuario. Hay menos meses lluviosos y la distribución es irregular. 

Tenemos el comercio del queso principal-mente con las rosquilleras de Somoto. Ellas piden un queso salado, pero ofertamos a nivel local queso para el consumo, así como la crema. Estamos por ofrecer queso con chile y otros vegetales”. Mario Córdoba, presidente de Coprolaj.

Para Córdoba, la nueva realidad climática ha generado nuevas necesidades y reacciones en los pequeños ganaderos. “Se tiene que asumir que si se quiere aumentar la producción o los animales se debe realizar cambios, porque si se mueren las vacas se atenta contra la economía familiar”, expuso.

Los ganaderos de Jalapa reciben el apoyo de Progresa de Catholic Relief Services y del Inprhu y los productores beneficiarios han adoptado nuevas tecnologías, como el ensilaje, procesamiento de alimentos, establecimiento de pastos mejorados e infraestructura y nuevas prácticas de ordeño: “Ahora cuentan con ganado sano, libre de tuberculosis y brucelosis; todo dentro de un sistema de trazabilidad”.

SEGURIDAD 

Hace diez años, los ganaderos de este municipio fronterizo con Honduras eran azotados por el abigeato. “Pero los ganaderos que viven cerca de la frontera se han curado solos. Cuando ya son las 5:00 de la tarde, recogen el ganado y lo encorralan en sus casas; asimismo, el Ejército está más activo con sus patrullajes”, confesó.

Córdoba, que en 2001 coordinó en el municipio el Cenagro, recordó que en ese año el municipio arrojó una cantidad de 23,000 reses. En esta parte como mínimo, explicó, se ha llegado a las 50,000 y se ha aumentado con el programa de Hambre Cero. Existen 3,000 fierros, donde hay bastante mujeres como propietarias.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus