Camila Medal Salaverry *
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los líderes respetan y valoran las diferencias que tienen con otros. En tiempos de incertidumbre, usted acepta que los recursos humanos disponibles son su única ventaja competitiva sustentable. Cuando la gente bajo su liderazgo no se desarrolla a niveles aceptables, muchas veces tendrá que ejercer su influencia. Otras veces, usted no tiene la autoridad para hacer que se desempeñen de mejor forma. En esas situaciones, debe aceptar lo que le den o tratar de encontrar formas para influenciar o inspirarlos a mejorar en su desempeño. Hay cuatro razones principales por las que una persona no se desempeña. Entender estas razones detrás de la falta de desempeño es el primer paso para utilizar sus habilidades para influenciar a otros de forma efectiva sin llegar a la manipulación.

Razón:
No sé qué hacer...
Solución:
Eduque — Si las personas no saben qué hacer, puede enseñarles lo que necesitan para superar ese obstáculo. Muestre a las personas lo que necesitan hacer mediante la creación de bases sólidas para su desempeño durante el curso y proceso de inducción o después durante las oportunidades de capacitación y desarrollo. A menos que la persona entienda perfectamente qué es lo que tiene que hacer, esta estará propensa a cometer errores y asignar el tiempo de forma inadecuada.

Razón:
No sé cómo hacerlo...
Solución:
Capacite — Cuándo no saben cómo hacerlo, puede darles las prácticas y aptitudes que necesitan para desempeñarse mejor. La capacitación es la respuesta. Guíe a la persona a través del proceso para desempeñar tareas paso a paso y explique cómo es que esta forma de seguir estos pasos lo llevarán a él y a la compañía al éxito.

Razón:
No creo poder...
Solución:
Coach — Esta área refleja cuánto confía en su habilidad para desempeñarse. Es importante mostrarles que el trabajo se puede lograr y que ellos lo pueden hacer. La preparación no solo se trata de animar a sus colaboradores sino de ayudarles a darse cuenta de qué es lo que han seleccionado para desempeñar una tarea o explicarles por qué fueron designados a pertenecer a este equipo. Inculque a la persona que crea en sí mismo y la confianza para que usen sus éxitos pasados como un trampolín para el futuro.

Razón:
No sé por qué...
Solución:
Visión — Cuándo las personas no ven la razón detrás de sus instrucciones, necesita tener su apoyo para seguir adelante. Esto con frecuencia se trata de un asunto de confianza. La visión de la organización de los líderes de la alta gerencia es un buen comienzo, pero los empleados también necesitan saber cómo integrarse a esa visión y el porqué es importante el proceso de organización para lograr alcanzarla.

*Directora de Entrenamiento Dale Carnegie Nicaragua

Datos de contacto:
Dale Carnegie Training
Edificio Escala, Módulo 7A. Villa Fontana.
www.dalecarnegie.com.ni
(505) 5791-3838

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus