•  |
  •  |
  • EFE

El Caribe debe emular el clima de reformas económicas y estructurales que se aplicó en Asia en la década de los años 90 si quiere impulsar su crecimiento, advirtió  Wayne Mitchell, representante del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el Caribe durante el Foro de Crecimiento del Caribe.

“Un número de países asiáticos comenzaron a adoptar las reformas económicas y estructurales recomendadas después de la crisis económica en Asia en la década de 1990 y hoy en día están fuertes y resistentes, con lo que es una de las regiones de mayor crecimiento en el mundo”, dijo Wayne en el Foro que comenzó hoy en Santa Lucía.

El delegado del FMI apuntó en este primer día de reuniones y conferencias que “el Caribe debe emular esta estrategia” para avanzar el desarrollo económico de la región.

“Necesitamos desvanecer la noción general de que todos nosotros manejamos economías fallidas. Yo no acepto esa perspectiva”, dijo en ese mismo sentido Kenny Anthony, el primer ministro de Santa Lucía, como anfitrión de la reunión de dos días.

La isla caribeña es uno de los doce territorios del Caribe que han creado capítulos nacionales para emprender las reformas acordadas en este foro de diálogo, organizado periódicamente por el Banco Mundial (BM) desde 2012.

“Con la excepción de República Dominicana, la mayoría de los países en la región encuentra muy difícil revitalizar su crecimiento después de la crisis financiera global de 2008”, reconoció Jorge Familiar, vicepresidente de Latinoamérica y el Caribe para el BM.

Según Familiar, las pequeñas islas del Caribe comparten los mismos retos que atrasan su crecimiento: la tendencia de concentrar su producción y exportación en tan solo uno o dos sectores, la alta dependencia del petróleo para suplir su demanda de energía eléctrica y las altas tasas de inversión frente a porcentajes muy bajos de ahorro.

“Todos estos factores combinados atrapan a muchos de estos países en un círculo vicioso de lento crecimiento, deuda elevada y espacio fiscal limitado”, expresó Familiar.

Impulsar comercio

El BM difundió ayer un informe durante la reunión en el que también se insta a la región a solicitar su incorporación como bloque al Tratado de Libre Comercio de América del Norte, para impulsar así un comercio que es vital para la reactivación de su economía.

Además, aboga por impulsar la modernización de los puertos y aduanas del Caribe y por implementar reformas fiscales que propicien un clima de inversiones.
Justin Ram, director de economía del Banco de Desarrollo del Caribe, estipuló también durante su intervención en el foro que se deben seguir impulsando reformas que abran a las islas a las alianzas público y privadas, como una de las claves para atraer inversión extranjera y crecer.

“Este foro ha continuado su enfoque en el crecimiento económico, como debería ser, porque no tenemos otra alternativa para romper con “el ciclo de pobreza, promover la prosperidad inclusiva y ampliar las oportunidades a los ciudadanos caribeños con aspiraciones”, defendió.

Los retos

Según Ram, las reformas recomendadas que se deben acometer en la región se han de enfocar en tres áreas: resolver problemas de productividad y competitividad de los países, invertir en capital humano y empoderamiento de la juventud y, por último, fomentar un atractivo clima para inversiones.

“Una nueva cultura y estructura fiscal es necesaria. Una cultura en la que existan mecanismos y reglas institucionalizadas y coercitivas que ancle las políticas fiscales y afiance la sostenibilidad de la deuda”, añadió ante los más de 200 líderes del sector público y privado en la región que asisten a este foro.

Anthony, Familiar, Ram y Mitchell hicieron hincapié en la necesidad de mejorar la conectividad y logística entre las islas del Caribe para abrirlas a nuevos mercados e incrementar su potencial económico.

Participación del Caricom

Desde su concepción, doce territorios han establecido capítulos nacionales para emprender las reformas acordadas en estos foros: República Dominicana, Santa Lucía, Antigua y Barbuda, Granada, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves, Dominica, Bahamas, Surinam, Jamaica, Belice y Trinidad y Tobago.

También participan en estas reuniones Barbados, Guyana y Haití, mientras que Monserrat es el único miembro de Caricom que no está incluido porque no pertenece al BM.

El foro, que culmina mañana, es organizado por el BM con la colaboración del Banco Interamericano de Desarrollo, la Unión Europea y Caricom, entre otras agencias.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus