•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una reducción de entre 8 y 15% en sus costos de producción y un incremento de aproximadamente un 20% en sus ventas podrían lograr las pequeñas empresas si lograran convertirse en proveedores de las grandes industrias del país, las cuales tienen que importar mucha de la materia prima que utilizan en sus procesos productivos.

A eso es lo que apuesta la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin) con el proyecto "Encadenamiento Productivo" en el que participan actualmente 80 pymes y 20 grandes industrias.

Según Glauco Robelo Morales, consultor externo de Cadin, tanto las pymes como las empresas grandes obtienen muchos beneficios del encadenamiento productivo. "Para la empresa grande también hay un beneficio, porque en vez de importar productos, los compran localmente. Entonces ambas logran reducir sus costos", afirmó Robelo.

Abigail Granja, gerente de ventas de la empresa Hamlet Publicidad, expresó que actualmente esa empresa trabaja con grandes industrias, pero otras compran sus productos en el exterior.

“Nosotros estamos en el área de textil-vestuario y de rotulación e impresión digital, y queremos llegar en el área de textil-vestuario a las empresas que dan a hacer sus uniformes en el exterior, tal vez en busca de mejor calidad, cumplimiento en el tiempo de entrega u otro aspecto que las empresas desconocemos”, dijo Granja.

Para Cadin hay muchas oportunidades de negocio entre las pequeñas y medianas empresas y las grandes industrias.

“La esencia de este proyecto es que lo que viene de afuera también lo podamos producir acá en Nicaragua”, subrayó Fernando Calvo, director de proyectos de Cadin.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus