•   Sébaco, Matagalpa  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Solo en un 20% de las tierras que producen arroz en Nicaragua se utiliza semilla certificada, mientras que en el restante 80% los productores entierran semillas de mala calidad, que guardan de sus cosechas anteriores, lo cual incide en la baja productividad y calidad del grano nicaragüense y en consecuencia en la rentabilidad de ese rubro, según la Misión Técnica de Taiwán en Nicaragua.

Para encontrar una solución a esa problemática, la Misión Técnica de Taiwán en Nicaragua financió la creación del Centro Experimental del Arroz (Tai-Nic) en Sébaco (Matagalpa) y desarrolló el proyecto de mejoramiento genético de semillas de arroz.

Sergio Cuadra, coordinador de arroz del Tai-Nic, explicó que el centro tiene capacidad para producir semilla genética (semilla original que resulta de un proceso de mejoramiento genético), semillas registradas y semillas certificadas.

Entre tanto, María José Corea, directora general del INTA, manifestó que el Tai-Nic comprende áreas de investigación, áreas de producción de arroz y áreas industriales para el procesamiento de semillas. “Lo mejor de todo en estos cinco años que tenemos de trabajar hombro a hombro con ellos (expertos taiwaneses) es la experiencia y el conocimiento sobre el mejoramiento de semillas de arroz”, reconoció Corea.

Uno de los resultados de ese centro fue la creación de siete nuevas variedades de semillas.

Corea afirmó que el país se está enfocando principalmente en la investigación de variedades que se adapten al cambio climático, como la  INTA Dorado, que produce hasta 170 quintales por manzanas.

Entre otras variedades de arroz que resultaron de ese proyecto están algunas que producen un grano de mayor calidad, como las INTA-L8 e INTA-L9, y una que produce dos veces, es decir, una vez que se extrae la primera cosecha la planta rebrota y vuelve a producir.

Cuadra expuso que el Tai-Nic tiene tierras para producir unos 4,000 quintales de semillas de arroz certificadas en las dos épocas de siembra del año, las cuales se las podrían facilitar a los productores para sembrar unas 2,000 manzanas de tierras y producir arroz para el consumo.

El centro también tiene capacidad para producir 2,000 quintales de semillas registradas, o sea, semillas que se obtienen de las semillas genéticas.

Cuadra refirió que en Nicaragua la demanda de semilla por parte de los productores varía en dependencia de la tecnología que se use.

En condiciones de secano y arando con bueyes, los productores pueden sembrar aproximadamente 160 libras por manzana; en condiciones de riego y de siembra al boleo, pueden emplear entre 200 y 220 libras por manzanas; sin embargo, con siembra al espeque baja hasta 80 libras por manzana, contó.

Nuevo proyecto
La Misión Técnica de Taiwán dio por finalizado el proyecto de mejoramiento genético del arroz y transfirió al Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) el Tai-Nic, pero continuará apoyando al sector arrocero de Nicaragua a través de un nuevo proyecto conocido como Gallo Pinto.

Cuadra reveló que con ese nuevo proyecto se pretende elevar los rendimientos de la producción de arroz de secano, es decir, del grano que se cultiva durante el invierno sin necesidad de sistemas de riego.

El arroz de secano produce alrededor de 25 quintales por manzana en Nicaragua. “Vamos a generar nuevos conocimientos tecnológicos para condiciones de secano”,  aseveró cuadra.

Sostuvo que hay posibilidades de incrementar la productividad del arroz de secano, porque ese rubro ha estado produciendo hasta el momento con bajo nivel tecnológico.

Igualmente, Cuadra espera que a partir de ese proyecto se pueda elevar a 30 o 40% la cobertura de la demanda de semilla certificada para la siembra de arroz en Nicaragua. Afirmó que a la fecha solo se espera la ratificación del proyecto por ambos gobiernos, el de Nicaragua y el de Taiwán.

“Con el proyecto Gallo Pinto, que se inicia probablemente este año o inicios del otro queremos que esa brecha, entre el uso que está haciendo el país (de semilla certificada), que es poco, anda por el 15 o 20%, llegue a un 30 o 40% en utilización de semilla de calidad, semilla certificada”, calculó el funcionario.

En Nicaragua se siembran aproximadamente 100,000 hectáreas de arroz, tanto de riego como de secano. Un 55% de ellas son cultivadas en el periodo lluvioso.

Inversión
La Misión Técnica de Taiwán en Nicaragua finalizó el proyecto de mejoramiento genético de semillas de arroz y transfirió al Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) el Centro Experimental para la Investigación y Capacitación del Arroz (Tai-Nic), ubicado en Sébaco, Matagalpa.

Según Jaime Huei En Chuang, consejero de la embajada de China Taiwán, la cooperación taiwanesa en el arroz ha sido de más de US$8.7 millones.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus