•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque Nicaragua tiene algunas desventajas respecto a los otros países de Centroamérica y el Caribe para atraer inversiones en el sector de zonas francas, fuentes de la industria textil y de confección opinan que el país sí cuenta con ventajas competitivas en relación con el salario que se paga en el istmo.

Además, el país sigue siendo el país más seguro y es el que más está creciendo económicamente en la región.

El salario mínimo de un trabajador de zona franca en República Dominicana es de US$141 mensuales y en Haití de US$130, mientras en Nicaragua es de aproximadamente US$150.

Sin embargo, en Centroamérica, Nicaragua es el país que tiene el salario mínimo más bajo, pues el de El Salvador es de US$210.90 y el de Costa Rica es de US$520, el más alto.

“Si bien es cierto que el salario de las zonas francas en Nicaragua es un poco más alto que en estos dos países, a nivel centroamericano tenemos el nivel más bajo, además que somos el país más seguro de la región y el que más está creciendo económicamente, eso nos hace ser más atractivos de cara a los inversionistas”, destaca Dean García, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y Confección (Anitec).

García sostiene que el país sigue siendo competitivo a pesar de que ya no cuenta con el beneficio de los TPL, un beneficio fiscal que finalizó en diciembre último.

Por su parte, Mario Zelaya, presidente de la Cámara de Zonas Francas de Nicaragua, también afirmó que el país ofrece muchas oportunidades para invertir y destacó la excelente relación que existe entre el Gobierno, el sector privado y los trabajadores.

“Nuestro mayor valor agregado es la seguridad jurídica, la estabilidad política y el buen clima de negocios que existe en el país”, indicó Zelaya.

Energía y transporte

Nicaragua también tiene el hándicap de que los precios de la energía y el costo del transporte que utilizan las empresas de zonas francas se han elevado hasta en un 18% en los últimos años.

Nicaragua es el país que tiene los precios más altos de la tarifa eléctrica del sector industrial, con US$0.26 centavos por kilovatio hora. Honduras, por ejemplo, tiene un costo de solo US$0.24 y Panamá de US$0.23 por kilovatio hora.

Además, según el informe del Doing Business 2015, del Banco Mundial, a las empresas de zonas francas que operan en Nicaragua les cuesta, en promedio, US$1,140 exportar un contenedor de mercadería; mientras tanto, a una empresa que opera en República Dominicana le cuesta US$1,040; a una asentada en Haití, US$1,200 y a una en Costa Rica el costo de exportación es de US$1,020.

Asimismo, en Nicaragua es más caro importar un contenedor respecto a otros 

países de la región. Por ejemplo, mientras en Nicaragua cuesta US$1,250 traer un contenedor, en promedio, en El Salvador cuesta US$1,035.

“En ese sentido estamos en desventajas porque no tenemos un puerto de salida en el Atlántico y todo se tiene que ir por puerto Cortés, de Honduras. Eso nos eleva los costos en casi US$800. Esa es una desventaja, porque Honduras y Guatemala no tienen ese costo adicional”, admitió García.

Varios elementos

El economista Alberto Ramírez explicó que a la hora de sumar varios elementos, como los financieros, políticos y económicos, es cuando los inversionistas deciden dónde invertir.

En ese sentido, el economista analizó que Nicaragua tiene ventajas respecto a Haití en temas políticos y estructurales; mientras que tiene desventajas respecto a República Dominicana, porque ese país posee una mejor infraestructura logística.

Además sostuvo que los bajos salarios que tienen los trabajadores de la zona franca en Nicaragua compensan esos otros elementos de competitividad en los que tiene desventaja.

2,400 millones de dólares generaron las exportaciones de zona franca en 2014, según cifras oficiales.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus