•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unas 30 pequeñas productoras de ganado vacuno en Chinandega mejoran sus ingresos a través del proyecto de “Promoción de la equidad de género y empoderamiento económico de la mujer en las cadenas de valor para el desarrollo exportador de Nicaragua”, financiado por la Unión Europea y por la Cooperación Suiza para el Desarrollo (Cosude).

El proyecto ejecutado por la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN) brinda asistencia técnica a las productoras para que el ganado eleve la cantidad y calidad de la leche. El proyecto trabaja con dos cooperativas, la Cooperativa de Productores Agropecuarios de El Viejo (Comprelvi), en Santo Tomás El Viejo y la cooperativa Cañas Verdes (Cañalipe), en Villanueva. 

Azucena Castillo, gerente general de APEN, explicó que “a través de la asistencia técnica especializada nuestra asociación impulsa el cambio de enfoque de producto a un enfoque de mercado que asegure que nuestra oferta exportable responda con la seguridad y calidad que demandan los consumidores”.

La funcionaria dijo que por ello APEN, con estas cooperativas de mujeres productoras en Chinandega, promueve las exportaciones a través del programa Modelo de Empresa Ancla, financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), logrando que nuevas pequeñas ganaderas se integren a la cadena de valor.

Este modelo de trabajo busca modelos empresariales sustentables que permiten prosperar ayudando a los demás, donde el negocio central genera impacto social y ambiental positivo.

“Pretendemos insertar a pequeños y medianos productores en distintas cadenas de valor para que puedan exportar y generar empleo”, aseveró Castillo. El programa Modelo de Empresa Ancla también consta de un componente de trazabilidad bovina y la implementación de Buenas Prácticas Agrícolas, que contempla el establecimiento de alianzas con empresas.

Otro componente del programa es el de certificación en temas de Buenas Prácticas de Manufactura, en Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control, de acuerdo con las necesidades del negocio y los mercados de destinos de sus productos finales. Para ello APEN presta asistencia técnica y capacitación.

Mejor calidad de vida

Silvia Tórrez, directora de la unidad de género de APEN, explicó que brindan acompañamiento técnico y de comercialización al grupo de mujeres. Además, la asociación busca mejorar la gestión productiva de las beneficiarias a partir de la implementación de buenas prácticas agrícolas para incrementar ingresos y empleo.

“Nuestra intención con este proyecto y su continuidad es poder contribuir a que más mujeres empresarias puedan acceder con sus productos o servicios a los mercados nacionales, regionales e internacionales. Las exportaciones tenemos que verlas desde el punto de vista de las cadenas de valor, desde el diseño, la producción, la transformación (del producto), la agregación del valor”, comenta Tórrez.

Las productoras en Chinandega establecieron un centro de acopio propiedad de las cooperativas, y hasta la fecha reciben asistencia técnica en sus propias fincas por parte del técnico provisto por APEN, todo esto da como resultado en la actualidad una mejoría productiva y por ende una mejor calidad de vida, según Tórrez. “A pesar del impacto de la sequía en la zona”, comenta. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus