•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La escasez de lluvias de las últimas semanas, en las zonas secas del país, podría ocasionar pérdidas a los agricultores.

“Los cultivos (en el corredor seco) están prácticamente perdidos”, afirmó Julio Monterrey, gerente de Emprendimiento y Desarrollo Empresarial de la Fundación para el Desarrollo Tecnológico Agropecuario y Forestal de Nicaragua (Funica).

“Hay un desánimo, porque la gente sembró. La mayor parte de los pequeños productores sembraron granos básicos con las lluvias fuertes que cayeron, pero luego se cortaron (las lluvias)”, dijo Monterrey.

La falta de lluvias y las altas temperaturas provocan la resequedad, más rápida, del suelo y que las plantas se sequen, advirtió el experto.

El municipio de La Concordia es uno de los que está siendo afectado por la sequía, según Efraín Rodríguez, presidente de Cooperativa Multisectorial de Productores de Pantasma (Coopropan).

Los productores de esa zona cultivan granos básicos como maíz y frijol.

“En este momento no hay pérdidas, pero las plantas están necesitando agua y si no lloviera en los próximos ocho días creo que sí (va a haber pérdidas)”, manifestó Rodríguez.

“Todos los productores sembraron, pero hace como quince días que no ha llovido. Todavía hay esperanza, pues, pero está el riesgo de que se pierdan (los cultivos) si no llueve”, agregó el representante de Coopropan.

Rodríguez todavía recuerda que el año pasado los agricultores perdieron “todo” lo que sembraron en el subciclo de primera.

Álvaro Fiallos, presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG), dijo la semana pasada que “si llueve hasta en agosto (o se prolonga la sequía por el llamado veranillo de San Juan y la canícula) nosotros estaremos con una producción de primera prácticamente en cero”.

“Creemos y confiamos que el invierno se va a restablecer. Efectivamente estamos en el veranillo de San Juan. Ya hemos tenido largas experiencias de que el veranillo se pega con la canícula y esperamos que no se dé ahora, porque ya sería demasiada crueldad que tengamos una sequía como la del año pasado”, sostuvo Fiallos.

Justo Pastor Mendoza, presidente de la UNAG en Estelí, intuye que si se junta el Veranillo de San Juan con la canícula muchos productores “pegarán el grito”. Se refiere a que se lamentarán porque sufrirán pérdidas.

Según este representante de la UNAG, en Estelí hay una zona alta, en la que han estado cayendo pequeñas lloviznas; mientras que en las partes intermedias y bajas (600 metros sobre el nivel del mar) tienen 15 días sin lluvias.

“Esta semana es clave para los cultivos de las partes bajas (de Estelí)”, dijo el productor. Y remachó: “ojalá que llueva esta semana, porque vos sabés que tanto el maíz como el frijol tienen sus etapas y si queda pequeño (no crece por falta de agua) ahí morimos”.

Contingencia

Para Monterrey, desde ya el Gobierno debe comenzar a pensar en planes contingentes de entrega de semillas para los productores que pierdan la producción, porque “como productores que son volverán a sembrar en el subciclo de postrera”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus