•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro decidieron ayer no entrar a negociar un nuevo rescate a Grecia hasta que se conozca el resultado del referéndum convocado para el 5 de julio, pese a la petición de Atenas y a la compleja situación económica que atraviesa el país.

“La principal decisión ha sido que, dada la situación política,

el rechazo de propuestas previas y el referéndum que se celebrará el domingo, así como el consejo de votar ‘no’ por parte del Gobierno griego, no vemos bases para mantener más discusiones en este momento”, afirmó el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

En la segunda teleconferencia extraordinaria que celebran en 24 horas, los ministros estudiaron las dos cartas enviadas por el primer ministro griego, Alexis Tsipras, a sus socios, así como “la actual situación política en Grecia”, dijo Dijsselbloem, y han concluido que la mejor opción es “esperar”.

“No va a haber más conversaciones en los próximos días, ni a nivel de Eurogrupo, ni entre las autoridades griegas y las instituciones sobre propuestas o planes financieros”, añadió el también ministro de Finanzas holandés.

“Simplemente vamos a esperar el resultado del referéndum el domingo y a tenerlo en cuenta”, resumió.

Una decisión del Eurogrupo es necesaria para dar el primer paso hacia un tercer programa de rescate, en concreto un mandato a la Comisión Europea (CE) para que analice, en colaboración con el Banco Central Europeo (BCE), la situación económica del país demandante.

Influencia de Merkel

Pero el Eurogrupo ha optado por seguir la línea defendida públicamente ayer por la canciller alemana, Angela Merkel, de dejar pasar la semana antes de dar nuevos pasos.

“Podemos esperar con tranquilidad porque Europa es mucho más fuerte que hace cinco años, cuando comenzó la crisis de la deuda justamente en Grecia”, dijo Merkel en un debate extraordinario celebrado en el pleno del Bundestag (Cámara baja del Parlamento alemán).

En cambio, el presidente francés, François Hollande, había abogado por cerrar un “acuerdo ahora mismo”, como modo de eludir la convocatoria de la consulta popular y evitar, así, el “riesgo de entrar en un período de turbulencias”.

Tsipras por el no

El propio Tsipras despejó todas las especulaciones sobre una cancelación del referéndum en un discurso televisado poco antes del inicio del Eurogrupo, en el que señaló que el Gobierno mantiene su recomendación a los griegos de que voten en contra de las últimas propuestas de sus socios.

Mostró su “firme” propósito de lograr, no obstante, un acuerdo, pero tras dos semanas de intensas negociaciones a todos los niveles, los socios de la eurozona parecen decididos a esperar.

“No pongamos el carro antes que el caballo”, indicó en la red Social Twitter el ministro de Finanzas de Eslovaquia, Peter Kazimir, quien aseguró que “el Eurogrupo está unido en su decisión de esperar al resultado del referéndum de Grecia antes de más discusiones”.

Por el acuerdo

El ministro de Finanzas de Finlandia, Alexander Stubb, indicó que los países del euro están dispuestos a negociar una solución a la situación griega, pero, eso sí, solo tras la consulta.

“Aún queremos llegar a un acuerdo, ayudar a Grecia en esta difícil situación. La puerta a la negociación está abierta”, afirmó por su parte el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis, quien pidió a Atenas “una señal política” y que muestre compromiso en las negociaciones.

Si a nivel político se ha decidido rebajar el intenso ritmo de

negociaciones de Grecia con sus socios y con las instituciones que antes formaban la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional), la realidad económica eleva la presión sobre el país con el paso de los días.

Gobierno aceptaría “medidas duras” 

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, afirmó ayer que el gobierno griego está dispuesto a aceptar “medidas duras” con el objetivo de lograr un acuerdo con los socios que incluya la reestructuración de la deuda.

“Estamos dispuestos a aceptar incluso medidas duras con la condición de que haya una reestructuración de la deuda y un programa de inversiones”, dijo Varufakis durante una entrevista en la televisión pública griega.

El ministro recalcó que el objetivo de su Ejecutivo es “llegar a un acuerdo a partir del lunes”, cuando expresó su confianza en que se retomarán las negociaciones tras el resultado del referéndum convocado para el próximo domingo. 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus