•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Nicaragua no tiene planificado autorizar importaciones de alimentos básicos, y solamente lo hará si la situación lo exige, dada la sequía que enfrenta el país y afecta a la agricultura, informó ayer una fuente oficial.

“Tenemos suficiente abastecimiento en todos los productos; si se estimara un desabastecimiento, tomaremos las medidas pertinentes”, dijo el titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), Orlando Solórzano, a periodistas.

Nicaragua atraviesa una sequía por segundo año consecutivo, gracias a la influencia del fenómeno El Niño.

Seguimiento

El abastecimiento de alimentos en 2014 fue superado por un tardío establecimiento de la época lluviosa a fines de agosto, pero hay  sectores que temen una crisis alimentaria después de dos años de sequía.

“Tenemos que darle seguimiento a cualquier situación que se presente. Nosotros nos mantenemos monitoreando la situación, y si va a haber diferencias, establecemos contingentes de importación”, agregó Solórzano.

Entre los productos de consumo básico en Nicaragua están el maíz y los frijoles.

Nicaragua espera sembrar unas 350,000 hectáreas de maíz y otras 314,500 hectáreas de frijoles, cantidades que superan la demanda local, de acuerdo con los cálculos de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic).

Seguridad alimentaria

La Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua dio a conocer ayer que algunos productores de Rivas y la zona norte del país han reportado pérdidas en sus cultivos por la falta de lluvias, pero desestimó cualquier afectación en la seguridad alimentaria.

“Tenemos informes de que en Rivas hay pérdidas de maíz y frijol. Tenemos información de que en ciertas partes del norte también hay pérdidas de maíz y frijol. Pero esto no quiere decir que va a afectar la seguridad alimentaria”, expresó Michael Healy, presidente de Upanic.

Healy dijo que de las primeras 150,000 manzanas de frijoles que se sembraron en el 2014, se perdieron alrededor de 30,000; y de las primeras 200,000 manzanas que se sembraron hubo una pérdida de 50,000 manzanas; e insistió en que tampoco hubo problemas de seguridad alimentaria.

Luego de las primeras lluvias que cayeron en el país, muchos agricultores se dedicaron a enterrar las semillas y ahora, según los representantes de los productores, las plantas están requiriendo agua para sobrevivir.

“Nosotros no estamos preocupados por la seguridad alimentaria, porque Nicaragua  siempre ha producido suficiente maíz para el consumo nacional y en frijoles producimos el doble de lo que necesitamos consumir nacionalmente”, sostuvo Healy. 

(Manuel Bejarano)

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus