•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La crisis financiera que atraviesa Grecia y que podría contagiar al resto de países de la Unión Europea (UE), no afectará ni a corto ni mediano plazo a Nicaragua ni a ningún otro país de América Latina, según algunos expertos consultados por El Nuevo Diario.

“Ese problema que atraviesa Grecia no afectará a ningún país de América Latina, menos a Nicaragua porque la mayor parte del comercio, inversiones y flujos financieros vienen de Estados Unidos, nuestro principal socio comercial”, destacó Mario Flores, economista y expresidente del Banco Central de Nicaragua, BCN.

Mario Arana Sevilla, economista y también expresidente del Banco Central, coincide con Flores al señalar que el problema financiero de Grecia no tiene por qué afectar a ningún país de la región latinoamericana. “Están más propensos los países de América del Sur, que son los que tienen más relaciones comerciales y económicas con los europeos”, señaló Arana.

La base de la crisis griega es una deuda de aproximadamente 320,000 millones de euros (unos US$358,000 millones), que el país simplemente no está en condiciones de pagar. La explicación más simple para la misma es que durante muchos años los griegos estuvieron gastando más dinero del que producían y financiando ese gasto a través de préstamos.

Sin embargo, los griegos votaron este domingo en un referendo que muchos consideraron clave para el futuro del país, pero también para el del euro y de la misma Unión Europea. El resultado fue un contundente rechazo a las exigencias de la “Troika” del Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea, que pedían más ajuste fiscal para la extensión de un programa de ayuda financiera.

Desde hace tres años existe un acuerdo de Asociación entre los países de Centroamérica y la Unión Europea que abarca comercio, diálogo político y cooperación. Este acuerdo abrió a los países de la región nuevas oportunidades de acceso al mercado europeo, compuesto por más de 500 millones de consumidores con un alto poder adquisitivo.

Flujo comercial

Para Mario Flores, los flujos comerciales que tiene Nicaragua con la Unión Europea son muy pequeños. “El vínculo más fuerte lo tenemos con Estados Unidos y la economía norteamericana se está fortaleciendo, el dólar se está fortaleciendo frente al euro y eso podría beneficiar a Nicaragua y al resto de países de la región.

Infografía ENDEn 2013 por ejemplo, las exportaciones de Nicaragua al país helénico alcanzaron la suma de US$396,208, mientras que el año pasado la suma disminuyó hasta los US$387,684, mientras que las exportaciones netas a la Unión Europea también disminuyeron al pasar de US$271.3 a US$238.1 millones.

El economista Mario Arana sostiene que ahora los países de la eurozona están mejor preparados para enfrentar estas situaciones y “es posible que los impactos no se sientan tan fuertes, a menos que se convierte en un tema generalizado que afecte a otros países”, destacó.

De momento, el Fondo Monetario Internacional, FMI, a quien los griegos tenían que pagar la semana pasada US$1,760 millones y que no pudieron cumplir, mantiene abiertos los puentes del diálogo con Grecia, pese al masivo rechazo del pueblo griego, en el referéndum del domingo pasado, a las recetas de austeridad que preconiza la institución financiera.

Ante la asfixia financiera, las autoridades helenas se han visto obligadas a cerrar los bancos durante una semana y aplicar controles de capital para que el sistema financiero no quedase sin fondos.

“Todas estas turbulencias financieras que sacuden a Grecia, estoy seguro que no afectará al resto de los países de la zona euro, los cuales continuarán con su proceso de recuperación económica, claro que hay que monitorear la situación”, manifestó el economista Arana.

Un reporte del Banco Santander señala que la macroeconomía y el escenario político son ahora más estables y, por tanto, es menor probable un contagio como el que ocurrió en 2012.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus