•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los bajos precios del petróleo y los buenos precios de algunos productos de exportación de Nicaragua podrían hacer que la inflación de este año sea menor a las proyecciones del Gobierno, según algunos economistas consultados por El Nuevo Diario.

“Actualmente hay una desaceleración de la inflación en el país y esto se debe a la reducción en los precios internos de la energía, la baja en los precios de los combustibles y lo único que podría disparar la inflación este año es una sequía que afecte los precios de los alimentos”, destacó el economista Mario Arana.

La inflación acumulada en Nicaragua hasta el mes de junio pasado alcanzó el 1.56%, inferior a la del mismo período de 2014, cuando los precios subieron 4.16%, impulsados principalmente por la disminución de precios en las divisiones de alimentos y bebidas no alcohólicas.

“Es probable que este año la inflación termine por debajo del 7% proyectado por el Gobierno, aunque eso depende de cómo salga la producción agropecuaria del país, tendría que haber una sequía extraordinaria para que la inflación se dispare, porque por el lado de los precios del petróleo es difícil que estos suban mucho el resto del año”, indicó el también economista Sergio Santamaría.

Según el informe mensual de inflación del Banco Central de Nicaragua (BCN), la inflación mensual de junio se ubicó en -0.02%, determinada principalmente por la disminución de -0.39% en los precios de los alimentos y por -1.98% en la división de recreación y cultura y -0.50% en los precios de alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles.

Finalmente, la inflación interanual se situó en 3.82%, 2.23 puntos porcentuales inferiores a la registrada en junio de 2014, cuando se situó en 6.05%, en tanto, la inflación subyacente registró 6.87% (4.64% en junio 2014).

Tendencia favorable
Para el economista Mario Arana, el hecho de que la inflación a medio año esté tan baja es una tendencia favorable para el país, y eso se debe a una conjugación de factores internos y externos.

“En principio podríamos terminar por debajo de lo proyectado por el Gobierno, que es entre 6% y 7% y eso se debe a los bajos precios de los combustibles, energía y agua, y por lo visto la tendencia es favorable al país”, explicó Arana.

En 2014, la inflación en Nicaragua alcanzó el 6.48%, mayor en 0.81 puntos porcentuales que en 2013, cuando cerró en 5.67%, según cifras oficiales. El Gobierno ha fijado la meta de inflación para este año en el rango entre 6.0% y 7.0%.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus