Arturo Escarda
  •   Moscú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los responsables de Finanzas y de los bancos centrales de los países BRICS afinaron todo lo relativo para la cumbre que arranca mañana en la ciudad rusa de Ufá, donde se pondrán en marcha el Nuevo Banco de Desarrollo y el Fondo de Reservas, dos organismos financieros alternativos al sistema occidental.

Los líderes de los cinco países emergentes agrupados en BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) esperan culminar esta semana una ambiciosa iniciativa que nació hace un año en su cumbre de la ciudad brasileña de Fortaleza, con la pretensión de dar un paso importante en la articulación de un mundo multipolar.

La activación de las dos instituciones encaja con la declarada intención de Rusia, país anfitrión de la sexta cumbre de los BRICS, de impulsar la dimensión política de este foro creado en un principio con una vocación esencialmente económica.

“Se puede decir que el banco ya ha empezado a trabajar hoy, se ha elegido al presidente y en Shangai (donde estará su sede) ya se han creado todas las condiciones para su funcionamiento”, dijo el ministro de Finanzas ruso, Antón Siluánov, al concluir en Moscú la reunión con sus colegas y con los jefes de los Bancos Centrales.

Capital inicial
No tardó en asegurar, en alusión a Grecia, que el flamante organismo financiero, con un capital inicial de US$50,000 millones de que pronto será ampliado a 100,000, no destinará sus recursos a proyectos en otros países que no sean miembros de los BRICS, al menos de momento.

“El nuevo banco BRICS acaba de nacer. En primer lugar, esperamos aprobar inversiones para desarrollar infraestructuras de los países miembros del banco”, subrayó Siluánov.

Si bien en el futuro “el dinero podría destinarse a proyectos en Grecia y otros países, no creo que esto produzca pronto, no en un futuro próximo”, agregó.

Poco antes, tanto el ministro de Economía ruso, Alexéi Uliukáev, como el asesor de la Presidencia rusa, Yuri Ushakov, descartaron que la ayuda financiera a Grecia forme parte de la agenda del Nuevo Banco de Desarrollo.

Fondo de Reserva
Al mismo tiempo, los bancos centrales de los cinco países BRICS firmaron ayer un acuerdo operativo sobre las condiciones para activar su Fondo de Reservas común, dotado con US$100,000 millones, destinados a ayudar a los cinco países en caso de una crisis mundial.

El acuerdo, que entrará en vigor el próximo 30 de julio, reglamenta las condiciones y los procedimientos para que los países miembros puedan disponer de la ayuda del Fondo en caso de necesidad.

“Quiero destacar que se trata de un instrumento de seguridad, y ahora mismo no hay nada que apunte a que cualquiera de los países miembros pueda recurrir a la ayuda de este instrumento en un futuro próximo”, dijo tras la firma del documento Elvira Nabiúlina, responsable del Banco Central ruso.

Preocupación
Por otro lado, los ministros de Finanzas y los jefes de los Bancos Centrales de los países BRICS alertaron  de la creciente incertidumbre en las perspectivas de crecimiento de la economía mundial.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus