•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Diálogo interno y una estructura menos jerarquizada y más democrática es lo que propone una empresa mexicana, premiada por el Gobierno de Estados Unidos, para mejorar la baja productividad de las pymes en Latinoamérica.

"La productividad en América Latina sigue en los niveles de los años 80. La brecha productiva entre las grandes y las pequeñas empresas es altísima, casi dos veces mayor", dijo hoy la directora de la compañía, Dolores Correa, durante la presentación del proyecto en la capital panameña.

La consultora mexicana ICAM propone mejorar la productividad de las pymes a través del Sistema de Medición y Avance de la Productividad (SIMAPROC), un programa que tiene una duración de seis meses y que consiste en capacitar a los pequeños empresarios y en diagnosticar los problemas principales que afrenta la empresa.

  • "Si dividimos el PIB entre el número de trabajadores, somos la mitad de productivos de lo que podríamos ser", sostuvo Correa.

El objetivo del SIMAPROC es "romper los paradigmas del empresario abusador y el trabajador flojo", mejorar el diálogo dentro de la misma compañía y generar sentido de pertenencia entre los empleados.

"Tenemos modelos muy paternalistas, donde hay un papá patrón y muchos hijitos trabajadores, pero ¿quién sabe más de la trinchera que el soldado que ahí está?", se preguntó la consultora.

La fórmula de esta firma mexicana ganó el concurso "Caminos a la prosperidad en las Américas", organizado por el Departamento de Estado de Estados Unidos, y recibió 500.000 dólares para implementar el modelo en 40 pymes de El Salvador y Panamá.

Según el Banco Mundial, el 80 % del tejido empresarial de América Latina está formado por pymes.

"Aunque las multinacionales son las que acaparan la mayor atención, cuando hablamos de empleo hay que pensar en las pymes. En Estados Unidos, por ejemplo, el 99 % de las empresas son pymes (...) Son el ejemplo del sueño americano", afirmó el encargado de negocios de la Embajada de EE.UU en Panamá, Kevin O'Reilly.

El proyecto busca extenderse en países de Centroamérica. En México, donde ya se está implementando, las empresas "están consiguiendo un 258 % de retorno de inversión durante los primeros seis meses", según los cálculos de ICAM.

En Panamá, el programa se va a implementar a través del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (MITRADEL) y el Instituto Nacional de Formación Profesional y Capacitación para el Desarrollo Humano (INADEH), y se van a beneficiar de él 20 empresas y cerca de 600 personas.

La baja productividad panameña es un problema cultural, según la viceministra de Trabajo, Zulphy Santamaría.

Es "necesario" inculcarle al trabajador "competencias blandas" como la puntualidad o la responsabilidad, reconoció.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus