•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los bajos precios que reciben los ganaderos de Nicaragua por la leche y la caída en la demanda de ese producto por parte de la industria láctea, están obligando a las cooperativas del sector y asociaciones de productores a pensar en nuevas alternativas de comercialización.

Marcos Rodríguez, presidente de la cooperativa Nicacentro, de Matiguás (Matagalpa), afirmó que están trabajando en el proyecto para la instalación de una planta procesadora de queso, que sirva como paliativo a los grandes volúmenes de leche que no les compra la industria y terminan vendiendo para la fabricación de queso artesanal.

“Nosotros pretendemos procesar la leche y no tenerla que vender a los intermediarios en los puestos de montaña, sino que vender de manera directa el producto al consumidor, y de esa manera beneficiar tanto al productor, como al consumidor”, sostuvo Rodríguez.

Nosotros pretendemos procesar la leche y no tenerla que vender a los intermediarios en los puestos de montaña, sino que vender de manera directa el producto al consumidor, y de esa manera beneficiar tanto al productor, como al consumidor”.  Marcos Rodríguez, presidente de la cooperativa Nicacentro.

Agregó que están en la etapa de formulación del proyecto con la cooperación de una ONG española.

En principio, las cooperativas se propondrían la inversión en una pequeña planta que les permita el procesamiento de pequeños volúmenes.

El representante de Nicacentro estima que para una planta que procese entre 4,000 y 6,000 litros de leche por día se requiere una inversión de US$350,000. Solo un pasteurizador cuesta más de US$70,000 y se requieren cuartos fríos, camiones refrigerados y que todos los equipos sean de acero inoxidable, comentó.

El proyecto podría estar listo en agosto, dijo Rodríguez.

Bajos precios
Álvaro Vargas, ganadero de Comalapa, Chontales, y vicepresidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic), manifestó que la disminución de los precios de la leche en el sector informal viene desde hace tres meses, mientras que no se ve reflejado en los precios que pagan los consumidores en los mercados del país por la leche y el queso.

Vargas aseguró que en el campo la leche se está pagando hasta C$20 por galón.

“Generalmente eso es lo que pasa. El comerciante es el que llega y le paga cualquier cosa al productor, porque este no tiene opciones.

Recuerden que el queso es un perecedero, que no se puede tener ahí almacenado para toda la vida. Y llegan a Managua a rempujar al consumidor final con altos precios, de hasta C$45 y C$50”, sostuvo Vargas.

“Nosotros estamos promoviendo que las cooperativas, en vez de ser solo acopiadoras y venderle a la industria leche fría, que produzcan queso y hacer quioscos de ventas para venderlo”, indicó el ganadero Vargas.

El precio de la leche que les compran los llamados “manteros” a los productores para fabricar queso artesanal cayó desde antes que entrara el invierno, denunciaron los productores.

Tanto Vargas como Rodríguez afirmaron que en Nicaragua actualmente se producen 2.5 millones de litros de leche diariamente, pero aseguraron que la industria solo capta aproximadamente el 30% de la producción.

Rodríguez expresó que la industria ha reducido en los últimos meses los volúmenes de compra de leche.

Durante un encuentro, hace tres meses, en Camoapa, 30 cooperativas del sector lácteo llegaron a la conclusión de que la industria les había dejado de comprar unos 88,000 litros de leche diarios.

Rodríguez señaló que esa cifra posiblemente haya aumentado porque solo la cooperativa Nicacentro, a la que él representa, ha dejado de comercializar alrededor de 15,000 litros de leche diarios. Hace tres meses eran cerca de 8,000 litros los que no podían comercializar.

En esas circunstancias, las cooperativas también tienen que dejar de acopiar la leche de los productores, los que no tienen más remedio que vendérsela a los intermediarios.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus