•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Antes que termine este año, cientos de pequeños productores del país podrán vender sus cultivos utilizando solamente sus teléfonos celulares o simplemente en este recibirán información sobre precios de productos o subastas públicas para que les ayude a decidir cuándo vender sus cosechas.

Esto será posible gracias a una página web que pondrá a disposición de los pequeños productores mecanismos para negociar su producción agrícola de una forma moderna, así como instrumentos de cobertura de precios y de seguros agrícolas.

Además se desarrollará una aplicación para dispositivos móviles con la cual los agricultores también podrán comprar, vender, participar en subastas como vendedores u oferentes, y conocer información sobre precios en tiempo real.

“La agricultura es una actividad de mucho riesgo, un agricultor que planta frijol o sorgo no sabe cuáles serán los precios en el futuro, ni lo que traerá el clima o si será afectado por alguna enfermedad, entonces eso le afecta en la toma de decisiones”, comentó Luis Constantino, representante del Banco Mundial (BM) en Nicaragua.

Agregó que el objetivo principal es reducir los riesgos que enfrentan los pequeños productores y enfrentarlos con la oferta de información sobre mercados, es decir los precios de productos. “Pero más que eso será importante el entrenamiento a los productores en el uso de herramientas que les permita acceder a  los mercados con más certidumbre”, consideró Constantino.

El BM destinó US$1 millón para este proyecto, con recursos provenientes del fondo de desarrollo social japonés, y será la Bolsa Agropecuaria de Nicaragua (Bagsa), la contraparte técnica y ejecutora del proyecto y la Asociación de Productores de Nicaragua (APEN) la parte administradora.

En otros países esta solución ha tenido gran éxito como una forma de conectar a los pequeños productores con el mercado”. Luis Constantino, representante del Banco Mundial en Nicaragua.

 

“No existe un sistema estructurado ni siquiera físicamente, pero una vez que se hace electrónico se amplían más los mercados, es más fácil llegar a los usuarios, a las industrias, se hace más masivo y permite que tenga más éxito. Ya no es extraño encontrar productores pequeños y medianos con acceso a internet. Es un gran reto para Bagsa concebir esta plataforma y adaptarla al mercado nicaragüense”, explicó Luis Arévalo, gerente general de Bagsa.

COSECHA ASEGURADA

El próximo miércoles, Bagsa, en coordinación con la embajada del Japón y el Banco Mundial, hará el lanzamiento oficial de esta plataforma tecnológica que incluye la página web y la aplicación móvil.

Miriam Cuadra Cruz, coordinadora del proyecto en APEN, explicó que los mecanismos de cobertura a desarrollar serán dos: contrato forward y contrato de opciones.

El primero es un contrato donde el vendedor acuerda entregar una determinada producción al comprador en una fecha a futuro y en él se establecen cualidades del producto en términos de calidad y cantidad. Siendo así, los pequeños productores podrán negociar con sorgo, maíz, arroz y café.

“Y el contrato de opciones funcionará como un seguro a la baja del precio para proteger su producción. Ambos instrumentos serán ofertados por los puestos de bolsa de Bagsa, a través de un mecanismo seguro, en línea, en esa plataforma tecnológica”, indicó Cuadra.

Cuadra agregó que los representantes de unas siete organizaciones de pequeños productores agrícolas serán capacitados en el manejo de esta plataforma tecnológica, para ayudar a sus agremiados a reducir los riesgos generados por la misma volatilidad de los precios, el cambio climático y las crisis financieras.

300 pequeños productores serán los primeros beneficiados con el desarrollo de estas herramientas tecnológicas que les permitirá acceder a mejores mercados.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus