•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno de Nicaragua y los productores agropecuarios del país estarían a punto de establecer las bases para el uso de biotecnologías en la agricultura, con el propósito de mejorar la productividad.

Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), dijo ayer que el Gobierno de la República les hizo una propuesta de reglamento para la Ley 705 (Ley sobre prevención de riesgos provenientes de organismos vivos modificados por medio de biotecnología molecular) y los productores ya le habrían hecho una contrapropuesta.

Los productores han pedido en varias ocasiones al Gobierno que les permita usar biotecnologías para mejorar la productividad de la agricultura.

Nicaragua podría comenzar a usar primeramente biotecnología en el maíz y la soya, anhela Healy.

“La soya y el maíz para nosotros son fundamentales. En el caso del maíz, ustedes saben que Nicaragua importa alrededor de cuatro millones de quintales de maíz transgénicos y que podemos tener problemas cuando se liberen de impuestos ciertos productos establecidos en el Cafta, entonces creemos que una alternativa es producir maíz transgénicos, para venderlo internamente, así como vendemos sorgo al sector avícola”, afirmó.

“El Gobierno está interesado (el uso de biotecnología en la agricultura). La siguiente semana me imagino nos van a estar llamando para sentarnos (a discutir el tema)”, dijo el presidente de Upanic.

Ya los productores de Nicaragua han enviado a Costa Rica semillas criollas de soya para analizar los resultados de la biotecnología en ese grano.

“Lo que estamos viendo nosotros es que tiene que ser una combinación de dos cosas: investigaciones con nuestra propia semilla y al mismo tiempo importación de semilla. Ahora, se debe garantizar la seguridad alrededor de este tema”, sostuvo Healy.

La ley

La ley 705, aprobada en marzo de 2010, está supeditada al reglamento de ley, el que hasta ahora no ha sido aprobado.

La ley regula la investigación, liberación al ambiente, comercialización, reproducción, transporte, tránsito, importación, exportación o uso directo como alimento humano o animal de organismos vivos modificados para uso agropecuario, o sea el uso de biotecnologías.

El propósito de la biotecnología en la agricultura es, entre otros, desarrollar cultivos resistentes a plagas, enfermedades o variaciones climáticas, así como mejorar el contenido nutricional de las plantas, para incrementar la productividad.

Congreso

Las declaraciones sobre el tema las brindó ayer el presidente de Upanic, en el momento en que se presentó el “II Congreso Nacional Agropecuario”, el cual se enfocará en el cambio climático y la productividad, y se llevará a cabo los días 3 y 4 de noviembre.

El año pasado se llevó a cabo el “I Congreso Nacional Agropecuario” y el tema que se abordó fue el uso de biotecnologías, dado que, según Healy, los productores agrícolas nicaragüenses necesitan ser más productivos y competitivos.

Patricio Jerez, asesor en temas ambientales de Upanic, explicó que el próximo congreso se enfocará en el cambio climático para que los productores tengan claro el panorama actual, “al que nos estamos enfrentando”.

“Los productores deben saber qué significa vulnerabilidad, qué significa mitigación, buenas prácticas, y bajar esos conceptos al nivel de finca... La idea es comprender eso y saber qué se puede hacer”, explicó Jerez.

50 millones de dólares, aproximadamente, invierte Nicaragua en importaciones de maíz, afirmó Michael Healy.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus