María Joaquina Sánchez
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De acuerdo con un estudio realizado por el Dr. Francisco López, vicerrector general de la Universidad Central de Nicaragua (UCN) y presidente de la Federación Nicaragüense de Universidades Privadas (Fenup), se estima que  de 170,000 estudiantes que existen en la actualidad a nivel de educación superior, al menos el 50% de ellos estudia en una de las 47 universidades privadas que existen en nuestro país, es decir, unos 68,000 estudiantes. Según el vicerrector, ello indica que más estudiantes han optado por acceder a la educación privada y esto se debe en parte al crecimiento poblacional.

Compromisos de cambios
Ante esta realidad, y dada la experiencia de más de 20 años de muchas de las universidades privadas, López expresa que las mismas tienen el reto de contribuir desde una educación de calidad y pertinente al desarrollo socioeconómico de nuestro país, mediante la mejora de la docencia de los catedráticos para que los estudiantes aprovechen mejor el conocimiento. Asimismo, dijo, se requiere de la mejora de las infraestructuras y de los laboratorios para constituir centros más competentes. De igual forma, la presencia de valores y la promoción de la cultura son elementos que necesita el país en la educación superior para formar buenos ciudadanos.

“Estar comprometidos con la calidad de la educación, el desarrollo de la cultura y de valores que coadyuven en los planes nacionales que el Estado de Nicaragua desarrolle son los deberes por los que deben estar unidas las universidades privadas del país”, manifestó López. En vista de eso, todas las universidades privadas tienen la misión de participar activamente en el proceso de autoevaluación que impulsa el Estado de Nicaragua.

Por su parte, el presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU), Telémaco Talavera, destacó --en una conferencia universitaria donde participó el doctor Enrique Lau en Nicaragua-- que en el país se ha fortalecido el espíritu de cambio y transformación como la pieza fundamental para poder seguir mejorando Nicaragua, en cuanto a la calidad, la eficiencia y la pertinencia del sistema educativo.

Según estimaciones del estudio de López, no menos de 20,400 estudiantes en el país se benefician de los programas de becas de las universidades privadas. Además, hay que resaltar que las universidades privadas de Nicaragua han apostado en estos últimos veinte años por el desarrollo de una educación de calidad. Por eso, con el trabajo desarrollado y con los retos planteados que tiene el país en esta materia, las universidades privadas pretenden ser parte importante en la solución de los problemas y de las faltas que requiere Nicaragua.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus