•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando un país tiene un plan de desarrollo social y económico, es fácil deducir de ahí las carreras que son más relevantes para llevar adelante ese plan. En el caso de Nicaragua, el Plan de Desarrollo humano básicamente destaca la estabilidad macroeconómica como eje de su programa y no hace mención a ningún sector productivo en particular.

“Hay campos específicos que no deberían faltar en ningún plan de desarrollo, por ejemplo, planificadores urbanos, que nos ayudarían a manejar las tendencias de hoy día según las cuales la mayoría de las personas vivimos en las ciudades, esto hace necesario mejorar los espacios urbanos, con lo que ello significa, manejo de fuentes de agua, manejo de desechos, manejo del tránsito. Y por supuesto, el cuido de los temas ambientales, que son fundamentales para la sostenibilidad de nuestra vida en este planeta. Sin duda, las carreras ligadas a la generación y manejo de fuentes de energía son una necesidad imperiosa para cualquier país”, señala Melba Castillo, investigadora y presidenta del Centro de Investigación y Acción Educativa Social (Ciases)

Para Castillo, conociendo la experiencia de otros países, como Corea del Sur, por ejemplo, con niveles de desarrollo similares a Nicaragua en los setenta y hoy convertido en una economía altamente desarrollada, “podemos decir que hubo un plan sistemático para mejorar la educación en todos los niveles, desde primaria hasta la universidad. Con mucho énfasis en la educación técnica y en la incorporación de carreras tecnológicas en las universidades. Pero también preparando adecuadamente a los maestros que tenían a su cargo la educación de los niños y jóvenes de primaria y secundaria. De ahí que la calidad de la educación básica y media sea un elemento fundamental, puesto que constituye la base de una sólida formación universitaria, cualquiera sea el campo. Y esto incluye mejorar las habilidades lectoras de los estudiantes para desarrollar su capacidad de análisis y de síntesis. Las habilidades matemáticas, que constituyen la base de la investigación, la experimentación y  de las aplicaciones informáticas que hoy forman parte de nuestra vida cotidiana. Por ello, creo que las universidades deberían esforzarse por asegurar la formación de los docentes que tienen a su cargo la formación de niños y jóvenes, ya que con eso estaríamos sentando las bases de mejorar la formación universitaria”, detalla Castillo.

¿Proyecto de canal, nuevas carreras?
Telémaco Talavera, presidente del Consejo Nacional de Universidades (CNU) señaló que el cuerpo universitario enfrenta muchos retos y desafíos, especialmente con la construcción del Canal Interoceánico y de cara al Plan Nacional de Desarrollo Humano, en este sentido, señaló que la educación en todos los campos aunque ha mejorado, debería cumplir “con más calidad, cobertura y formación del talento humano, investigación científica y tecnológica y todos los ejes que le corresponden a la universidad para que este país siga reduciendo la pobreza, el hambre y la marginación  y contribuya al desarrollo”.

De acuerdo con la nueva realidad del país, las universidades requieren de un nuevo replanteamiento, indica el presidente del CNU “por ejemplo arquitectura, ingeniería civil, no son nuevas carreras, pero tendrán nuevos desafíos, deben replantearse. Por supuesto habrá nuevas ofertas académicas, lo que tiene que ver con puertos, estudios del mar, comercio marítimo”, adelantó Talavera durante el Congreso Nacional de Educación Superior Pública 2015.

Avances y retos
El mundo está cambiando muy rápidamente, y hoy existen carreras que desconocíamos hace unos años, por lo cual posiblemente cualquier carrera que hoy consideramos novedosa puede ser tradicional en los próximos años. “Por ello, vuelvo a la necesidad de una formación básica de calidad que nos permita la actualización permanente, la búsqueda de información y su adecuado uso, así como la posibilidad de una reconversión cuando sea necesario”, destacó Castillo.

En cuanto a los retos, el principal es contar con profesores que despierten el interés por el estudio, cualquiera sea el campo. “Que promuevan la calidad académica, que destaquen la importancia de la investigación, la experimentación, el trabajo bien hecho, la orientación a resultados, la importancia de emprender, que formen personas curiosas, no conformistas. Con capacidad de innovación, de reflexión, de búsqueda de nuevos aprendizajes”, concluyó.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus