•  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Yo creo que los hermanos de la industria cárnica ya lo han planteado, ya lo han dicho públicamente unas cuantas veces, efectivamente, y yo creo que las autoridades correspondientes, desde el primer momento en que salen estas informaciones, toman las medidas sobre esos señalamientos”, afirmó el pasado miércoles el vicepresidente de la República, Omar Halleslevens.

Halleslevens dejó entrever que la Policía Nacional, El Ejército y la Dirección General de Servicios Aduaneros están investigando las denuncias de contrabando de ganado y la subvaluación de las exportaciones de ganado en pie, que han denunciado los mataderos industriales del país, y que está provocando una escasez de ganado para la matanza.

La Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne) pidió al gobierno la semana pasada que cree una comisión de alto nivel que estudie la problemática de la carne, recordándole que es el principal producto de exportación de Nicaragua.

Canicarne manifestó que una serie de organizaciones, entre ellas el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) y la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic), firmaron un comunicado conjunto solicitando la creación de esa comisión gubernamental que busque solución a los problemas de la ganadería.

Según Canicarne, aunque las cuatro plantas industriales afiliadas a esa organización tienen capacidad para sacrificar alrededor de 3,600 reses diario, actualmente están sacrificando menos de 1,800 animales, es decir están trabajando con menos del 50% de su capacidad.

Calculan que en el periodo 2013-2014 hay un déficit de más de 290,000 cabezas de ganado, que no están en los registros de la extracción de reses, las que suponen han salido del país por contrabando.

La escasez de ganado, según los industriales, está provocando una caída en las exportaciones y el encarecimiento de la carne en el mercado nacional. Asimismo podría estar causando despidos de trabajadores de las plantas, algo que fue confirmado por Roberto González, secretario general de la Central Sandinista de los Trabajadores (CST).

Sin pieles
Alejandro Delgado, presidente del Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme), afirmó ayer que el sector cuero-calzado está “un poco preocupado, porque el conflicto en la ganadería los podría dejar sin pieles”, la materia prima de esa industria.

Actualmente solo el matadero SuKarne les está suministrando piel de calidad, dado que los otros mataderos industriales han denunciado en varias ocasiones que están pasando por una situación difícil de escasez de ganado para la matanza.

“Pedimos al gobierno, si se forma una comisión para tratar este tema, que se incluya a Conimipyme por ser uno de los gremios muy afectados”, apuntó esa organización.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus