•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El economista estadounidense Mario Montemayor dictó una conferencia magistral en el hotel Holiday Inn, durante el Seminario Nacional de Contadores, sobre los precios de transferencias. Montemayor analizó el impacto que estos tendrían al aplicarse en empresas nicaragüenses y cómo prepararse debido a los riesgos que estos tendrían.

Montemayor dijo que los precios de las transferencias son una obligación fiscal debido a que se trata de dejar una utilidad justa o de valor de mercado en cada uno de los países que tengan filiales, es decir, sus empresas relacionadas.

Utilidades equilibradas
Él lo ejemplificó así: tenemos dos compañías, la A y la B. La compañía A es la matriz y se ubica en Brasil y la compañía B está en Estados Unidos. Las dos buscarían un nivel óptimo de impuestos. Lo que se quiere en los precios de transferencias es que se dejen utilidades equilibradas en ambos países, que no quede más utilidad en otro, recalcó.

“Estos precios de transferencias vendrían a poner las reglas del juego, a hacer que paguen impuestos empresas que quizás antes solo eran exoneradas, daban poco o nulo en sus contribuciones”, estimó Montemayor.

Agregó que la mejor manera de empezar es planear que se va a hacer con el tema de los precios de transferencias,  como  va a impactar para irse ajustando al margen de utilidad propuesto localmente.

Cada país puede tener diferentes tasas de impuestos, lo que buscan los consultores y profesionales de impuestos internacionales es ayudar a las compañías a encontrar el punto óptimo en el cual se deja una utilidad equitativa en ambos países, pero para esto se necesita un análisis de activos, funciones y riesgos en ambas economías.

También planteó que uno de los riesgos es que si existe un mercado muy complicado, se obtenga utilidades en un determinado país, cuando se esperan grandes ganancias y utilidades.

“Los empresarios tienen que hacer planeación, ver qué tan complejas son, el nivel del monto de las operaciones, ya que si es, por ejemplo, de US$5 quizás no la tomen en cuenta, pero si existiese una de US$50 millones lógicamente optarán por la segunda operación”, insistió el especialista.

El primer punto es ponderar qué tan grande son estas operaciones internacionales que tienen alguna relación y planear hacia el futuro, depende mucho de la empresa y del plan de negocios.

Montemayor ha atendido a más de 300 empresas en países como Estados Unidos, México y Nicaragua.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus