•  |
  •  |

Emprendimiento es aquella actitud y aptitud de una persona que le permite emprender nuevos retos, nuevos proyectos; es lo que le permite avanzar un paso más allá de donde ya ha llegado.

En Nicaragua, donde los índices promedios de escolaridad son bajos, con infraestructuras físicas y logísticas que no permiten niveles de competitividad adecuados, los procesos emprendedores que existen están más enfocados a emprendimientos que surgen más por necesidad de subsistencia que por haber visualizado oportunidades innovadoras en los mercados. En los últimos años se han incrementado los esfuerzos por apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipyme), negocios que han iniciado su formalización en el mercado y menor esfuerzo en el apoyo a la creación de nuevos emprendimientos.

Estos programas en su mayoría tienen características asistencialistas y no generan una transformación del emprendimiento, permitiendo que estos se sigan desarrollando en la subsistencia o en el autoempleo, sin generar procesos de aceleración empresarial que lo transformen en emprendimientos por oportunidad e innovadores.

Las políticas de apoyo no se enfocan hacia todo el proceso emprendedor, sino que se sesgan algunas etapas del proceso, generalmente al fomento de la Mipyme, dejando por fuera el fortalecimiento de la cultura emprendedora y la gestación de nuevas empresas. El apoyo financiero a la creación de empresas es muy escaso. Solo existe bajo el esquema tradicional del endeudamiento bancario con hipotecas y garantías, que llevan al emprendedor en la mayoría de los casos al fracaso.

Nicaragua cuenta con un marco normativo de promoción de la competencia y de fomento a las pequeñas empresas con entes públicos rectores de las políticas Mipyme. Sin embargo, no se aprecia un esfuerzo para superar el enfoque Mipyme de las políticas públicas de fomento empresarial para llevarlas a un nuevo nivel de desarrollo emprendedor, en el que la política Mipyme es solo parte de una propuesta más amplia.

Entre algunas instituciones que apoyan los emprendimientos e innovación en Nicaragua podemos mencionar:

Conicyt es el Consejo Nicaragüense de Ciencia y Tecnología adscrito a la vicepresidencia de la República de Nicaragua, regula el ámbito de ciencia y tecnología en los diferentes sectores.

TechnoServe es una organización internacional sin fines de lucro. Su misión es ayudar a hombres y mujeres con espíritu empresarial en las áreas pobres de Nicaragua, a crear empresas rentables que contribuyan a generar crecimiento económico para sus familias y comunidades.

Emprendedores Juveniles de Nicaragua (EJN) es una organización educativa sin fines de lucro constituida en agosto de 1992, afiliada a Junior Achievement Worldwide, que ayuda a las nuevas generaciones a desarrollar su espíritu emprendedor, les educa y motiva a valorar la libre empresa, la economía y les proporciona las herramientas necesarias para su exitosa incorporación a la vida productiva.

La Universidad Centroamericana (UCA), Universidad Americana (UAM), Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), Universidad Politécnica de Nicaragua, Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), Universidad Nacional Agraria (UNA) promueven en las y los alumnos el emprendimiento como estilo de vida y de desarrollo profesional.

Cada año se incorporan nuevas estrategias de emprendimiento para seguir formando a jóvenes con ideas de negocios y proyectos sociales sostenibles. El reto de las universidades es desarrollar capacidades y habilidades emprendedoras en los estudiantes a fin de que estos, una vez finalizada su carrera, generen su propia empresa, contribuyan a la generación de empleo y fortalezcan el sector PYME, con un enfoque de productividad y calidad.

En el CEI podemos orientarles a crear su negocio a través de la identificación de productos innovadores, así como la constitución de la empresa y elaboración de planes de negocios que fomenten el emprendedurismo.

*Centro de Exportaciones e Inversiones de Nicaragua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus