•   Tegucigalpa, Honduras  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La sostenibilidad de las finanzas públicas continúa siendo débil en la mayoría de los países de Centroamérica, con la excepción de Honduras y Nicaragua, que aprobaron medidas fiscales a fin de aumentar la recaudación tributaria, advirtió ayer un estudio regional en Tegucigalpa.

Un informe presentado ayer por el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), organismo independiente con sede en Guatemala, analiza los principales indicadores fiscales de los países de la región.

Menkos explicó a Acan-Efe que la región ha “intentado avanzar en el corto plazo hacia una sostenibilidad de las finanzas públicas”, pero la mayoría de los países continúan teniendo problemas para aumentar la recaudación fiscal, con la excepción de Honduras y Nicaragua.

La mejoría en la carga tributaria de Honduras y Nicaragua, de acuerdo con el economista del Icefi, está justificada por la contención del gasto público y paquetes de medidas fiscales aprobadas por ambos países en los últimos años.

En el caso de Honduras, la mayoría oficialista del Parlamento aprobó en diciembre de 2013 una reforma fiscal que aumentó del 12% al 15% la tasa del Impuesto sobre Ventas, incluye nuevos gravámenes y eleva algunos ya vigentes para productos y servicios.

El experto dijo que en Honduras “las cuentas están caminando por buen camino”; sin embargo, reconoció que la política fiscal del país centroamericano se ha centrado en “la sostenibilidad y no en la búsqueda del bienestar” de la población.

Honduras cerrará en 2015 su carga tributaria con un 16.4% respecto al Producto Interno Bruto (PIB) y con una deuda pública de 42.5%, destacó el documento del Icefi, denominado “Perfiles Marcofiscales de Centroamérica”.

RECONOCIMIENTO

Además, señaló que Nicaragua continúa siendo uno de los países centroamericanos que tiene “las mejores cuentas fiscales” y pronostica que cerrará el 2015 con una carga tributaria equivalente al 15.3% del PIB, por encima de la Costa Rica (13.1%), Guatemala (10.4%) y Panamá (9.5 %); pero similar a la de El Salvador (15.3%).

La baja capacidad tributaria de Panamá y Costa Rica, las economías más dinámicas de la región en los últimos años, “hace pensar en un potencial escenario de insostenibilidad de la deuda”, que al cierre de 2014 representaba el 39.4% y el 39.3% del PIB, respectivamente, detalla el informe.

La carga tributaria de Honduras y Nicaragua se justifica por la contención del gasto público y las medidas fiscales aprobadas en los últimos años, según el Icefi.

El experto subrayó que los problemas fiscales de Panamá y Costa Rica “no son tan graves” como los que tiene El Salvador y Guatemala; no obstante, alertó que si estos países no impulsan “medidas inmediatas” aumentarán sus niveles de endeudamiento en el mediano plazo.

En Guatemala y El Salvador, donde la deuda pública representa el 24.6% y el 44.6% del PIB, respectivamente, el crecimiento económico “ha sido insuficiente” y amenaza la sostenibilidad de la misma, indicó el estudio del Icefi.

SOSTENIBILIDAD

En la mayoría de los países centroamericanos es “impostergable una discusión política”, con la participación de todos los sectores, para encontrar “estrategias que tiendan a garantizar la suficiencia y sostenibilidad de las finanzas” y promuevan un crecimiento económico “ordenado y sostenible”, reveló el informe a modo de conclusión.

Además exhortó a que Centroamérica suscriba “un pacto social”, que establezca prioridades y objetivos estratégicos claros para mejorar “el tejido social”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus