Ricardo Guerrero
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La inflación acumulada en Nicaragua hasta el mes de julio pasado alcanzó el 1.35%, inferior a la del mismo período de 2014, cuando los precios subieron 4.69%, impulsado principalmente por la disminución de precios en las divisiones de alimentos y bebidas no alcohólicas.

“La inflación mensual de julio se ubicó en -0.21%, determinada principalmente por la disminución de -1.02% en los precios de los alimentos y por -0.21% en la división de alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles, sobresaliendo el precio del gas butano que experimentó una disminución del 4.1%”, señala el último informe de inflación que publica el Banco Central de Nicaragua (BCN).

Finalmente, la inflación interanual se situó en 3.08%, 3.86 puntos porcentuales inferiores a la registrada en julio de 2014  cuando se situó en 6.94%, en tanto, la inflación subyacente registró 6.80% (4.72% en julio 2014).

Los alimentos que experimentaron reducción de precios en el mes de junio fueron el queso, el tomate y chiltoma, mientras que en la división de comunicaciones redujo sus precios en 1.56%, el servicio de telefonía celular.

Tendencia favorable

Para el presidente del Banco Central, Ovidio Reyes, el hecho de que la inflación a medio año esté tan baja es una tendencia favorable para el país y eso se debe a una conjugación de factores internos y externos.

“La inflación se ha revisado a la baja, proyectando que esta se sitúe entre 4.5 y 5.5% en vez del 6.0 y 7.0% proyectado inicialmente”, destacó Reyes, durante la presentación del Estado de la Economía y Perspectivas 2015, ante empresarios y representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En 2014, la inflación en Nicaragua alcanzó el 6.48%, mayor en 0.81 puntos porcentuales que en 2013, cuando cerró en 5.67%, según cifras oficiales.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus