Manuel Bejarano
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La actualización del Sistema de Cuentas Nacionales de Nicaragua (SCNN), por parte del Banco Central de Nicaragua (BCN), con la asistencia técnica de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Económica para América Latina (Cepal), era necesaria para obtener cifras macroeconómicas del país más acertadas y homogenizar la información estadística del país con las del resto de la región.

Así lo expresaron ayer representantes del sector empresarial y organismos financieros multilaterales, como el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que participaron en la conferencia “Uso de las estadísticas macroeconómicas desde una perspectiva empresarial”, brindada por el BCN.

El día anterior, el presidente del BCN, Ovidio Reyes, informó que desde el primer semestre de 2014 se inició un esfuerzo de revisión del SCNN que derivó en la necesidad de realizar un proceso de armonización entre las estadísticas de cuentas nacionales y las de balanza de pagos, así como la caracterización de las empresas de zona franca del país.

Cambio

Dean García, director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección (Anitec), explicó que el sistema productivo de Nicaragua, como el de cualquier país, ha cambiado en los últimos años, lo que motivó a hacer los cambios metodológicos en las cuentas nacionales.

Para el BCIE, la homogenización de las cuentas en Centroamérica, Panamá y República Dominicana le ayuda a tener una mejor visión de la economía de cada país para otorgar sus créditos.

“Por ejemplo: Hace cuatro años, una transferencia de materia prima a otra empresa de zona franca se registraba como exportación, cuando realmente no lo es. Es un simple intercambio de productos entre empresas. Ahora eso ya se eliminó. Se están clarificando y determinando correctamente las cifras”, dijo García.

Por otra parte, García dijo que se está reflejando y diferenciando bien lo que es el valor de exportación y lo que es el valor neto agregado en Nicaragua, que son dos cosas totalmente diferentes.

“Como la zona franca ha ido evolucionando desde hace tres o cuatro años, por eso es el cambio. Es que hoy el sector ya no es solamente de maquila. El sector es una industria de paquete completo, en el cual la industria pone su materia prima y se suple de materia prima. Esa diferenciación hay que hacerla en las cuentas nacionales y las cifras de estadísticas de exportación”, sostuvo García.

En ese sentido, aclaró: “Siempre (como sector de zona franca) hemos brindado las cifras reales (al Banco Central). Lo que ha cambiado es la forma en cómo se contabiliza, porque había que definir con claridad qué empresas están con paquete completo y cuáles todavía trabajan bajo el concepto de maquila”.

Según García, las cifras macroeconómicas del país con dichos cambios hoy son más acertadas y el respaldo del FMI, para él, es fundamental, porque “nos dice que independientemente de que había errores en el cálculo de las cifras, los errores estaban en el rango de lo normal. No era una debacle”.

“Importante”

Edda Magaly Meléndez, gerente de país del BCIE en Nicaragua, opinó que los cambios metodológicos en las cuentas nacionales “son importantes”.

“Como banco centroamericano, nosotros estamos presentes en Centroamérica y República Dominicana y eso (cambios metodológicos) más bien nos ayuda, porque nosotros somos un  banco regional. En los otros países (de Centroamérica, Panamá y República Dominicana) ya tienen este sistema, entonces más bien nos ayuda a uniformar (la información estadística) y a tener una mejor visión y criterio a la hora de otorgar los cupos de recursos para cada país, o sea que ya podemos comparar pera con pera en vez de comparar pera con manzana”, sostuvo Meléndez.

La representante del BCIE dijo que es importante también, porque “cuando nosotros como BCIE vamos al exterior a traer recursos para colocar en la región, donde emitimos bonos y hacemos colocaciones y emisiones, los compradores de esos bonos se sienten más seguros, porque tienen una información homogénea de Centroamérica”.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), destacó que hay mejoras en el sistema de cuentas nacionales y que los cambios metodológicos no solo se están haciendo en zona franca, sino también en el tema de las inversiones y otros sectores, lo que está llevando a un mejoramiento en general del sistema de cuentas nacionales.

El sistema contable registra las variables

Según el Banco Central de Nicaragua (BCN) las cuentas nacionales “son un sistema contable, que ofrece una visión global de la economía de un país, en un momento del tiempo y a lo largo de su evolución. Registra un conjunto de variables y transacciones relacionados con la producción, el ingreso generado y la distribución de ese ingreso entre los diferentes propietarios de los factores productivos”.

Nicaragua utiliza el manual internacional del sistema de cuentas nacionales de 2008, un instrumento que, según el Banco Central de Nicaragua, utilizan todos los países de Centroamérica para estructurar sus cuentas nacionales.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus