•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tres empresas nicaragüenses --Central American Fisheries (CAF), dedicada al procesamiento de mariscos; Industrias Carphil, S.A., una comercializadora de galletas; y Cukra Industrial, una procesadora de maní-- logran éxito en la comercialización de sus productos a mercados internacionales con la preparación de su recurso humano.

Colaboradores de estas empresas  están siendo capacitados en la Export Academy  a través del programa Access, plataforma utilizada por la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), en temas vinculados a las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP), economía, marketing, comercio internacional, psicología y finanzas.

“El éxito de una empresa depende cada vez más del conocimiento, habilidades y destrezas de sus colaboradores. Todo esto genera mayor productividad”, considera Sergio Lugo Toruño, de Cukra Industrial, una de las principales industrias de maní de la región centroamericana, ubicada en Nicaragua, que promueve el cultivo, acopio, procesamiento y comercialización de este rubro. 

“El contar con personal más preparado nos permite enfrentar mayores retos”, comentó Ivette Wilson, responsable de HACCP en Central American Fisheries (CAF), empresa de capital nacional y extranjero ubicada en Corn Island, con capacidad para procesar 30,000 libras de mariscos por día. 

Para Carolyn Gammans, gerente de comercio exterior en Industrias Carphil, S.A., una fábrica dedicada a la elaboración de rollitos y galletas tipo wafer, situada en San Marcos, Carazo, “el personal bien capacitado es el que mejor se desempeña en sus labores”.

El programa Access en el que participaron las empresas antes mencionadas cuenta con 11 profesionales certificados y especializados en temas de economía, marketing, comercio internacional, psicología y finanzas, que trabajan como mentores en la Export Academy, impulsada por APEN.

La productividad 

Nicaragua es el primer país de Latinoamérica en aplicar la metodología Access y en una primera fase APEN prevé capacitar unas cincuenta  Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), de los sectores de artesanía, moda, agroalimentos e inclusive servicios.

“Algunas organizaciones creen que capacitar es un gasto innecesario, pero no es así, al contrario, un colaborador bien preparado genera mayor productividad”, puntualizó Lugo Toruño, de Cukra Industrial.

Precisó que formar parte de la Export Academy de APEN les permitió en poco tiempo mejorar el diseño y desarrollo de los manuales HACCP en cada una de las plantas de la empresa.

“La información obtenida es de mucha importancia en la aplicación de nuestra empresa, contamos con la certificación HACCP del IPSA (Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria de Nicaragua) y es punto fundamental de la certificación”,  agregó Lugo Toruño.

La Export Academy con la implementación de su metodología Access abrió por primera vez sus puertas a las Pymes del país a mediados de abril pasado. 

El programa ha comprobado su valor en países del Sur de África y África del Este, donde el comportamiento de las empresas exportadoras es similar a las existentes en países como Nicaragua. 

Logros a la vista 

La nacional Industrias Carphil es un ejemplo de perseverancia. Es una empresa familiar fundada en abril de 2009. Y según sus propietarios gracias al apoyo brindado por APEN, en diciembre de 2012 la empresa obtuvo la certificación BPM, con un excelente puntaje, distinción que aún mantienen. 

El próximo paso, según Gammans, como empresa fabricante de productos alimenticios es lograr a finales de este año la certificación HACCP. Esta empresa durante su paso por la Export Academy de APEN se capacitó en temas vinculados al programa HACCP sus prerequisitos y directrices. Asimismo reforzaron temas de BPM. 

“Desde nuestra apertura, hemos logrado muchas metas gracias a organizaciones como APEN, al recibir apoyo para asistir a ferias nacionales e internacionales. Hemos trabajado con especialistas para lograr certificaciones como BPM, esencial y de mucha relevancia en el sector alimentos”, señaló Gammans.

Los temas pendientes

Por su parte Wilson, quien representa a Central American Fisheries, considera que aún existen ciertos vacíos en su empresa, por lo que no descarta en un futuro capacitar al personal sobre el manejo de las distintas normas (ISOS, NTON, RTCA, Codex Alimentario, entre otras). 

“Me interesaría abordar contenidos relacionados a la identificación y evaluación de productos pesqueros, carga y transporte de productos, envase y etiquetado, y productos alérgenos”, añadió Wilson. En este último tema, coincide con Lugo Toruño, quien considera que esta situación está tomando relevancia a nivel mundial en las plantas productoras de alimentos. 

Por otro lado, Gammans considera importante estudiar temas sobre la planificación operacional de la calidad, formación de auditores internos, gestión de la documentación, requerimientos del sistema HACCP, control de productos (trazabilidad). Asimismo, recomienda capacitar en temas sobre inocuidad alimentaria y calidad. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus