•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La decisión de China de devaluar el yuan, que hasta ayer acumuló una depreciación del 3.5%, podría beneficiar y también perjudicar a los países de América Latina, entre ellos Nicaragua, según analistas consultados por El Nuevo Diario. 

“Esta decisión de China pondrá más presión sobre los países de América Latina, por un lado reducirán sus exportaciones de materias primas al país asiático y por ende sus ingresos serán menores, pero por otro lado se verán beneficiados por  los bajos precios del petróleo”, indicó el economista y catedrático Alberto Ramírez. 

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo, Económico y Social (Funides), coincide con Ramírez al afirmar que si bien es cierto los precios mundiales de algunos productos como el maíz, carne, café y azúcar podrían reducirse aún más, también es cierto que los importadores nicaragüenses que compran productos en China, podrían pagar menos por esas adquisiciones. 

“Hay productos donde China juega un papel muy importante en los precios mundiales de productos como el maíz, la carne, café y azúcar. Esos productos son muy sensibles para Nicaragua, pero al devaluarse el yuan los empresarios que importan productos chinos pueden comprar más barato, porque estos se abaratan producto de la devaluación”, indicó Chamorro. Otro punto a favor de las economías como la de Nicaragua es que la devaluación del yuan fuerza aún más que el valor del petróleo se mantenga bajo. 

“El anuncio de una desaceleración en la segunda economía mundial ha lastrado el mercado del petróleo, que a inicios de esta semana tocó su nivel más bajo en los últimos meses”, señaló el  economista Alberto Ramírez. 

Prudencia en EE.UU.

Estados Unidos reaccionó con prudencia a la devaluación del yuan. “Si bien es temprano para evaluar todas las implicaciones del cambio en la tasa de referencia del PBC (Banco Central chino), China ha señalado que los cambios anunciados el martes son una nueva etapa hacia una tasa de cambio más determinada por el mercado”, dijo un portavoz del Tesoro en un comunicado.

El FMI saludó la decisión del Banco Central chino de devaluar su moneda, afirmando que con esto Pekín inicia una “etapa positiva” orientada a una mayor flexibilidad de su moneda. También aseveró que esta medida no tendrá «implicaciones directas» sobre su decisión de integrar o no la divisa china entre las monedas de referencia internacional.

Los analistas estiman que con el yuan en estos niveles, la Reserva Federal de Estados Unidos podría esperar para subir las tasas de interés, cercanas a cero desde fines de 2008, e incluso apuntan a la posibilidad de que se desate una guerra de monedas si otros países buscan protegerse.

Hasta ahora las autoridades chinas habían sostenido que la cotización de la moneda se basaba en información de los operadores del mercado, pero el martes el Banco Central dijo que además se va a incorporar en el cálculo indicadores como el cierre del día anterior, datos del mercado cambiario y las cotizaciones de las principales monedas.

SG Global Economics reveló en un informe que observa “una tendencia hacia una mayor depreciación” del yuan, que podría llegar a 5% en los próximos 12 meses.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus