elnuevodiario.com.ni
  •   San Juan, Antigua y Barbuda  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Antigua y Barbuda agotó sus reservas de agua provenientes de represas, por lo que actualmente depende de pozos y plantas desalinizadoras, dijo ayer a un portavoz de la Autoridad de Servicios Públicos de Antigua (APUA, por su sigla en inglés).

Detalló vía telefónica que el país caribeño lleva un año de racionamiento a consecuencia de la merma gradual de lluvia en la región y que el pasado julio las reservas de las represas llegaron a un nivel crítico y dejaron de estar operativas.

Racionamiento

El agua de las reservas, según aclaró, proveía un 30% de la demanda nacional, por lo que Antigua y Barbuda depende ahora del agua procesada en plantas desalinizadoras y de la que hay todavía en

pozos, lo que ha conllevado a agudizar el racionamiento.

Para atender esta problemática, la APUA ha iniciado la construcción de un nuevo espacio en la localidad de English Harbour,

al sur de Antigua, para operar una nueva planta desalinizadora que se prevé comience su actividad a finales de este año.

Antigua y Barbuda cuenta con una población de unos 89,000 habitantes y el turismo y los servicios financieros son dos de los principales motores de su economía. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus