•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Banco Popular de China (central) dio hoy por concluido el ajuste en el valor del yuan, después de rebajar durante tres jornadas consecutivas el tipo de cambio de referencia de la divisa asiática.

La reducción de la "brecha" entre el tipo de cambio de referencia fijado por las autoridades y su cotización real en el mercado está "básicamente completada", dijo hoy en rueda de prensa Zhang Xiaohui, asistente del gobernador del banco central, en declaraciones citadas por la agencia oficial Xinhua.

El regulador chino anunció este martes una "devaluación excepcional" del yuan y una reforma del sistema cambiario del yuan que ha provocado que el valor de la moneda se sitúe hoy alrededor de un 4,7 % por debajo del que tenía el lunes.

Zhang explicó que el valor del yuan ha retornado gradualmente a los niveles acordes con el mercado tras sus devaluaciones de los últimos días y aseguró que no hay base para "una depreciación persistente y sustancial".

Estas declaraciones del alto funcionario del banco central llegaron a continuación de la tercera rebaja, hoy, del tipo de cambio de referencia del yuan con respecto al dólar, dentro de la reforma del sistema cambiario adoptada esta semana por la segunda economía mundial.

El yuan está controlado por el Gobierno chino, que fija diariamente su tipo de cambio de referencia (llamado paridad central) y autoriza que en el mercado se produzcan fluctuaciones en su valor de hasta un máximo de un 2 % (al alta o a la baja).

Al establecer hoy la paridad central de la divisa china, el Banco Popular rebajó un 1,11 % su valor, tras las revisiones a la baja de un 1,62 % del miércoles y de un 1,86 % del martes, y lo situó en 6,401 yuanes por dólar.

El banco central justificó su reforma en el sistema cambiario alegando que la paridad central del yuan se había "desviado" en los últimos meses de las expectativas del mercado, con lo que apuntó a una posible sobrevaloración de su divisa que estaba perjudicando a la economía china.

Además, el emisor defendió que el nuevo mecanismo responde más a las variaciones de la oferta y la demanda en el mercado que el anterior, con lo que supone un paso hacia la liberalización de la segunda economía mundial.

Sin embargo, algunos analistas consideran que el Gobierno chino está tratando de depreciar el yuan para hacer más competitivas sus exportaciones, tras conocerse el pasado fin de semana que las ventas al exterior del gigante asiático cayeron un 8,3 % interanual en julio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus