Carlos Larios Zamora
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más del 80% de la población centroamericana no cuenta con ningún tipo de cobertura en seguridad social, pero esta realidad está por cambiar, ya que gracias a la implementación del Programa Regional de Microseguros 10,200 trabajadores por cuenta propia ahora cuentan con un microseguro de vida o de accidente en Centroamérica, de los cuales 3,500 son nicaragüenses.

El programa es implementado por la Red Centroamericana de Microfinanzas (Redcamif) con el objetivo de proveer mecanismos para la mitigación de riesgos a los que están expuestas las familias y clientes de las instituciones de microfinanzas.    

“Uno de los productos que nosotros tenemos es el que cubre accidentes temporales, sea una persona que pueda estar trabajando (y si es víctima de un accidente) y no puede ir a vender o hacer las tortillas, va a dejar de recibir ese ingreso; en cambio con el microseguro se garantiza un ingreso diario por el período de tiempo que va a estar sin trabajar, eso garantiza que va a poder llevar el sustento a su casa, poder manejar la educación de sus hijos y cubrir sus gastos diarios”, explicó María del Carmen Claramunt, coordinadora del programa.

BID apoya

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) apoyó dicho programa con 2 millones de dólares. “La gran riqueza de estas iniciativas es que las distintas experiencias que se van desarrollando en cada uno de los países van contribuyendo a esos dos niveles; a que el producto se vaya afinando y las cosas vayan siendo más accesible, y que uno de los eventos (lamentables) que ocurre en un país --que todavía no ha ocurrido en otro-- ya se puedan prevenir y se pueda ir adecuando todo esto”, consideró Carlos N. Melo, representante del BID en Nicaragua.

Los trabajadores por cuenta propia pueden acercarse a las microfinancieras del país para acceder a estos microseguros y pagar de uno a tres dólares mensuales por el servicio. El programa se ha configurado para prestar cobertura regional y su ejecución se inició en Nicaragua, luego Honduras y en El Salvador.

El programa es apoyado por el Fondo Multilateral de Inversiones del BID y el Gran Ducado de Luxemburgo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus