•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como los niños necesitan de las vitaminas y una buena alimentación para crecer, así la familia de 1,400 pequeños productores de Nicaragua encontró en el organismo de cooperación para el desarrollo internacional Vecoma un aliado importante y estratégico para desarrollarse y ser autosostenibles.

Desde los años 80, Vecoma ha apoyado proyectos de agricultura familiar en Nicaragua, y a partir del 2008 en Honduras. Este organismo es el resultado de la fusión que en 2001 realizaron tres organizaciones belgas de desarrollo: Vredeseilanden (Islas de Paz), Coopibo y FADO. Actualmente trabaja en 7 regiones en el mundo: 3 en África, 2 en Asia, 1 en América del Sur y 1 en América Central.

Karen Janssens, Representante Regional de Vecoma, explica los objetivos que persigue el organismo en Honduras y Nicaragua.

¿Cómo ha apoyado Vecoma a los pequeños productores nicaragüenses?

Específicamente en Nicaragua y Honduras trabajamos en cacao y hortalizas. Apoyamos a pequeños productores porque con ellos podemos resolver tres problemas a la vez: uno, el desafío de la pobreza, mucha gente que vive en la pobreza está en las áreas rurales un 70%; dos, es que hay un gran desafío sobre la presión que tiene el planeta en cuanto al cambio climático y al uso de los recursos naturales y la agricultura familiar, por su naturaleza, es bastante amigable; y el tercer desafío es que en el 2050 vamos a estar como 9 billones de personas en el mundo que van a necesitar alimentos y los pequeños productores son muy eficaces en su manera de producir.

¿Los productores han logrado ser autosostenibles con este apoyo?

Mucha gente piensa que se trata de agricultura de sobrevivencia, pero no es eso, nosotros nos enfocamos en mercados modernos inclusivos. Uno puede observar que todos los mercados se están modernizando más rápido. Por ejemplo, en mi país la mayoría de la gente, como un 90%, compra la comida en supermercados. Aquí todavía no, solamente un 30%, pero cada día los mercados se están formalizando un poco más.

¿Han logrado ingresar sus productos, a esos mercados, los pequeños productores?

Ese es un gran desafío para los pequeños productores, sobre todo en cuanto a calidad, volumen e inocuidad para que ellos puedan crecer. Lo que nosotros hacemos es que trabajamos como un facilitador entre lo que llamamos mercados modernos y las cooperativas de pequeños productores. Por ejemplo, en Nicaragua logramos que productores de cacao vendan su producto a un precio justo a la empresa alemana RitterExport, también hortalizas a supermercados como Walmart y La Colonia.

¿Cuentan con un componente para la educación de los hijos de los pequeños agricultores y así evitar que estos sean víctimas de explotación laboral?

Nosotros empujamos a que los jóvenes estudien, también tenemos algunos proyectos que se dedican específicamente para jóvenes. Acabamos de lanzar un nuevo proyecto que se llama Zuiddag, que es de 250 mil euros y está dedicado a buscar y brindar oportunidades para los jóvenes de 15 hasta 25 años, para que ellos puedan buscar trabajo en el sector de cacao.

¿Con cuánto presupuesto cuenta este organismo para ejecutar?

Nuestro presupuesto anual es de 1.4 millones de dólares por año para Nicaragua y Honduras, pero nuestro rol es más como facilitador porque no queremos ser como otras organizaciones que llegan, invierten mucho dinero y seis años después del ciclo se va y todo cae; nosotros queremos desde el inicio buscar la sostenibilidad.

¿Cómo les ha cambiado la vida a los pequeños productores, los proyectos de Vecoma?

El objetivo último es que su nivel de vida mejore. Un indicador muy importante es el aumento del ingreso (económico) a nivel de la familia. También medimos el aumento o mejora de la residencia de la familia y de la educación de sus miembros, medimos si la familia tiene más resistencia cuando enfrenta problemas. La idea es que la agricultura para estas familias sea atractiva en un futuro.

¿Cuáles son las metas que tiene Vecoma en este sentido?

Ahora queremos lograr discutir a un nivel más alto porque muchas más empresas se interesan en negocios inclusivos e intentan incorporar pequeños productores en su cadena de valor. Esperamos seguir abriéndoles más mercados en lo local y para exportar a los productores.

¿Quién es?

Karen Janssens / Origen belga

Desde el 2 de septiembre de 2014 está a cargo de la Oficina Regional del organismo Vecoma. Fue docente en la Universidad Amberes. Fue asesora en el Ministerio del Medio Ambiente y Salud Pública de Bélgica. Laboró en los organismos no gubernamentales Oxfam y Greenpeace, dedicados a la cooperación internacional para el desarrollo de países pobres y la protección del medio ambiente, respectivamente. Estudió licenciatura en lenguas en una universidad de Bélgica y licenciatura en economía en una universidad de Londres.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus