•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unas 35 mil familias de campesinos de diversos sitios del país, organizados en la Alianza “Semillas de Identidad”, solicitaron al Gobierno reforzar los mecanismos de prevención y precaución para no permitir la introducción de organismos genéticamente modificados (transgénicos) a Nicaragua.

Mayra López, productora de Matagalpa, dijo que las semillas criollas, se han recopilado desde los centros de abastecimientos y provee a sus familias alimentos sanos y sin químicos, teniendo una mejor nutrición.

35 mil familias del campo solicitan al Gobierno no se permita el ingreso de estos productos.

“No queremos semillas que no conocemos”, manifestó Blanca Landero, presidenta de la Cooperativa Mujer Ejemplar, quien agregó que las semillas criollas las viven tocando todos los días y por eso las cuidan y protegen. Explicó que a los 40 ó 60 días ya está listo el maíz y que con poca lluvia pueden producir.

Nicaragua no permite transgénicos

Actualmente, Nicaragua no permite el ingreso de semillas transgénicas, algo que las familias campesinas esperan que se  mantenga  con el apoyo de las  autoridades.

Las declaraciones las dieron en el Foro denominado “Por la Agroecología y Soberanía Alimentaria, No a los Transgénicos”.

Carlos Vidal, productor de la ciudad de Rivas, explicó que la solicitud la hacen con el fin de no perjudicar la salud humana, el medio ambiente, la economía y cultura campesina.

Silvia Ribeiro, del Grupo ETC de México, periodista y activista ambiental en América Latina, aseguró que “estudios recientes de la Asociación Americana de Medicina Ambiental revelan graves consecuencias de los transgénicos a la salud humana como el cáncer causado por estos”.

En Nicaragua el 80% del área cultivable de granos básicos se realiza con variedades de semillas criollas, altamente resistentes a la sequía y se adaptan a las diferentes condiciones agroclimáticas.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus