•   Shanghai  |
  •  |
  •  |
  • AFP

China ha inyectado cerca de 100.000 millones de dólares en dos bancos encargados de conceder préstamos y ha puesto a disposición de 14 instituciones financieras otros 17.000 millones para tratar de estimular la economía.

El banco central chino, PBOC, concluyó el martes los aportes respectivos de 48.000 millones de dólares en el China Development Bank y 45.000 millones en el Export-Import Bank of China, señala la agencia oficial Xinhua.

Estas inyecciones pretenden reforzar el capital de estas dos instituciones financieras (estructuras para la puesta en marcha de las políticas públicas) y apoyar la actividad económica, según la agencia.

El miércoles, el PBOC anunció que había proporcionado 17.200 millones de dólares  a 14 instituciones financieras, para facilitar el crédito a medio plazo con el fin de "mantener el nivel de liquidez" en el sistema.

La institución anima a las entidades bancarias a que hagan uso de esta línea de crédito para apoyar a "las pequeñas empresas, el sector agrícola" y a los "eslabones débiles" de la economía china, precisa el PBOC en un microblog.

"Esto sugiere que el banco central se esfuerza en guiar estos fondos a la economía real, en particular, a las empresas exportadoras y a la construcción de infraestructuras", dijo a la AFP Wang Shengzu, un economista de Barclays Capital.

De hecho, la segunda economía mundial está en plena desaceleración.

Pekín proyecta para este año un crecimiento del 7% pero incluso este objetivo, que sería el peor resultado del gigante asiático en un cuarto de siglo, parece difícil de conseguir.

Expansión monetaria 

El banco central ha multiplicado las medidas de expansión monetaria. Desde noviembre ha bajado en cuatro ocasiones los tipos de interés y ha reducido en varias ocasiones el nivel mínimo de las reservas obligatorias de los bancos para facilitar la concesión de préstamos, pero con un éxito incierto.

"Los fondos liberados gracias mediante esta expansión monetaria precedente no llegan a la economía real. La mayoría estaban bloqueados en las instituciones financieras y se destinaban a impulsar a los mercados bursátiles", subraya Wang.

La Bolsa de Shanghai creció un 150% en el lapso de un año debido al endeudamiento masivo de los inversores atraídos por las ganancias fáciles.

Pero esta subida eufórica del mercado, desconectado de una economía real en plena desaceleración, acabó a mediados de junio. Las bolsas chinas perdieron el 30% en tres semanas.

Las recientes inyecciones de 100.000 millones de dólares en el China Development Bank y el Export-Import Bank of China han sido operadas por Wutongshu Investment Platform, un organismo estatal que supervisa las inversiones de las reservas chinas de divisas extranjeras, precisa Xinhua.

Las reservas de cambio de China, las mayores del mundo, se elevaban a finales de julio a 3,65 billones de dólares, según datos oficiales, frente a los 3,73 billones de finales de marzo.

La agencia Bloomberg News informó recientemente que el China Development Bank (otra institución encargada de ejecutar las políticas públicas) y el Agricultural Development Bank of China proyectaban emisiones de deuda de 1 billón de yuanes (141.000 millones de euros) para financiar proyectos de infraestructura, en otro intento de reactivar la actividad económica.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus