•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un ahorro significativo de US$20,000 al año es lo que proyectan obtener siete empresas nicaragüenses al poner en práctica procesos de transformación operativa y productiva, incorporando prácticas de producción más limpia, eficiencia energética y gestión de marketing, aseguró Ernesto Samayoa, director de Operaciones para Latinoamérica del Centro Global de Medioambiente (WEC, por sus siglas en inglés).

Las recomendaciones para mejorar el esquema de competitividad los empresarios las obtuvieron al participar del proyecto “Caminos de Producción Más Limpia en las Américas, educando a los futuros profesionales”, que inició en el 2014 y fue financiado por el Departamento de Estado de Estados Unidos (EE.UU.) y la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), con el apoyo del Centro de Producción Más Limpia y el WEC.

“En temas de motores eléctricos, muchas veces las empresas tienen la mala costumbre de rebobinar equipos. Eso hace que el motor cada vez esté consumiendo más y más energía y sea menos eficiente. En algunos casos tuvimos que recomendar diferentes motores, equipos más modernos de manera que el ahorro energético fuera sustancial. Otro aspecto es cambios en el proceso productivo de manera que fuera más eficiente; el tema de agua es uno de los aspectos que se tienen y el de reciclaje también”, detalló Samayoa. 

EE.UU. apoya

La embajadora de EE.UU. en Nicaragua, Phyllis Powers, dijo que apoyaron dicho proyecto con la suma de US$80,000 en Nicaragua. “Ese es un programa para estudiantes, profesores, empresarios y es una manera para que ellos trabajen juntos para mejorar el medioambiente y al mismo tiempo obtener ganancias para sus empresas”, aseveró Powers.

“Nosotros atendimos un grupo de empresas y ellas se volvieron menores consumidores de energía, consumen menos agua y consumen menos materias primas para producir la misma cantidad de producto terminado. Con eso logran reducir sus costos y también logran mejorar su productividad”, indicó César Barahona, director del CPML.  

Las empresas que participaron del proyecto fueron: Hotel Barceló, Bolonia Printing, Caribbean Bue, Panadería Jesús es mi Fortaleza, Panadería Corazón de Oro, Don Pan y Agrenic. Esta iniciativa se ha ejecutado en universidades de Guatemala, Costa Rica, República Dominicana y Perú.

Nosotros atendimos un grupo de empresas y ellas se volvieron menores consumidores de energía, consumen menos agua y consumen menos materias primas para producir la misma cantidad de producto terminado. Con eso logran reducir sus costos y también logran mejorar su productividad”. César Barahona, del Centro de Producción Más Limpia (CPML).

 

Hasta la fecha más de 650 estudiantes universitarios han multiplicado sus conocimientos trabajando con un grupo de 140 empresas en la región latinoamericana. Actualmente 43 de las empresas que han participado (30% del total), ya han iniciado la implementación de medidas de producción más limpia, invirtiendo más de 200,000 dólares en prácticas de ahorro de agua, energía y materiales. Con ello, esperan obtener más de 150,000 dólares en ahorros anuales.

  • 80 mil dólares aportó EE.UU. para apoyar el proyecto “Caminos de Producción Más Limpia en las Américas, educando a los futuros profesionales”
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus