•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El precio promedio de la energía eléctrica que incluye comercialización, potencia, bajo factor de potencia y alumbrado público se redujo en 20.7% en los primeros seis meses del año, según datos publicados por el Banco Central de Nicaragua (BCN).

El informe indica que en enero, el precio promedio de un kilovatio hora de energía fue de C$6.35, mientras que en junio pasado el valor promedio de ese mismo kilovatio hora de energía fue de C$5.26.

Por sectores, los precios disminuyeron más en el sector industrial con el 27.6%, seguido por los sectores comercial y residencial con el 23.8% y 20%, respectivamente. La energía que se utiliza para bombeo se redujo en 18.1%, en el periodo descrito y 20% el costo de la energía para irrigación.

En el sector comercial el precio promedio de un kilovatio hora de energía en enero pasado fue de C$7.81, mientras en junio de este año, el precio disminuyó hasta los C$6.32. Lo mismo ocurrió con el sector industrial, donde el precio promedio se redujo de C$6.0 a C$4.77.

El asesor económico de la presidencia, Bayardo Arce, ha insistido que el precio de la energía ha ido disminuyendo debido a la estabilidad de precios del petróleo en el mercado internacional y porque el país ha venido cambiando su matriz energética. 

No ven rebaja

Sergio González, habitante de Jardines de Veracruz, en Managua, señaló que esa disminución en los precios promedios de la energía, no tiene ninguna incidencia en las facturas que mes a mes recibe por su consumo. 

“En enero pagué C$1,670, en marzo la factura fue de C$1,932 y el mes pasado volvió a salir C$1,900, no veo cuál es la reducción en los precios que dice el Gobierno”, explicó González.

Sin embargo, el presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), Michael Healy, dice que ellos consideran que los precios de la energía deberían de bajar aún más. 

“A nosotros que usamos irrigación para los cultivos nos ha rebajado la factura pero no en ese nivel, los productores creemos que hay bastante margen para bajar más los precios de la energía, recordemos que el Gobierno realizó su presupuesto anual con un petróleo a precio promedio de US$70, y se ha mantenido por debajo de los US$50”, destacó Healy. 

El más perjudicado

Algunos directivos de la Cámara de Comercio han manifestado que el sector comercial es el que paga la energía más cara y que por mucho tiempo han venido buscando la manera de revertir esa situación, pero ha sido imposible. 

“Nosotros más bien estamos buscando que la tarifa sea más baja, así no podemos ser competitivos”,señaló uno de los directivos.

El primer informe de coyuntura económica divulgado por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), señaló que la reducción de las tarifas eléctricas representará una liberación de recursos de los consumidores de aproximadamente US$57 millones entre abril 2015 a abril 2016. 

“Se estima que esta reducción tendrá efectos positivos en el crecimiento de la economía del orden del 0.3 y 0.4%. La inflación podría reducirse entre 0.25 y 0.5 puntos porcentuales lo que tendrá un efecto positivo en los salarios reales”, señala el informe de Funides. Actualmente el Estado subsidia a más de 680,600 usuarios de energía eléctrica que consumen menos de 150 kwh al mes.

  • 20 millones de dólares podría ahorrarse este año el sector comercial por menores precios de energía, según Funides. 
  • 18 millones de dólares se podrían ahorrar este año los consumidores del sector residencial.
  • 1.5 millones de dólares se podrían ahorrar los productores que utilizan riego.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus