•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los consumidores nicaragüenses han mejorado su capacidad de compra en los últimos meses, en parte por la reducción de los precios de los combustibles, indica el último informe de Coyuntura Económica de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo, Económico y Social (Funides).

En cambio, un sector de los empresarios percibe una desmejora en la actividad económica del país y de la empresa privada.

La inflación en la economía ha disminuido y registra 1.35% hasta julio último, siendo inferior al 4.69% de julio de 2014, debido a la disminución de los precios de los combustibles.

A junio de este año, 27% de los consumidores nicaragüenses considera que su capacidad de compra es mayor en comparación con el año pasado. En marzo pasado solo 25% de los encuestados consideraba que su capacidad de compra era mayor a la del año anterior.

“A pesar de que la percepción de la capacidad de compra se mantuvo constante, el porcentaje de consumidores que afirmaron tener ingresos que permiten hacer compras mayores tuvo un repunte, propiciado por los consumidores que sus ingresos les permiten comprar mobiliarios y equipos del hogar, mientras que los consumidores que pueden comprar casa o automóvil permaneció estable”, destacó el director ejecutivo de Funides, Juan Sebastián Chamorro.

Según Funides, la expectativa de capacidad de compra aumentó en junio, después de haber alcanzado un balance negativo en marzo.

En cuanto a la expectativa de la capacidad de compra de los hogares en los próximos doce meses, esta aumentó con respecto a marzo pasado, al pasar del 28 al 35% de los encuestados.

La percepción de empresarios

Los empresarios, por su parte, señalan que sus ventas en el primer trimestre han disminuido con respecto al último trimestre de 2014, y también aumentó el porcentaje de empresarios que considera reducir personal.

“La proporción de empresarios que piensan que la situación está peor, aumentó un 15% en julio, su valor más alto desde abril de 2013”, destacó el director ejecutivo de Funides.

En febrero pasado solo 7% de los empresarios encuestados señalaba que la situación de la empresa privada era peor, pero en julio de este año ese porcentaje fue del 15%.

El clima de inversión es percibido como positivo por los empresarios, mientras que la confianza en el sistema judicial ha desmejorado significativamente al pasar de 52% de empresarios que en febrero pasado no confiaba en la justicia, a 64% en julio pasado.

Por el contrario, los factores que los empresarios ven que están incidiendo de manera positiva en la economía son la demanda de productos en el país, seguido de la disponibilidad de crédito y la seguridad ciudadana. Estos fueron algunos de los resultados de las dos últimas encuestas sobre las expectativas económicas de los consumidores y de los empresarios que realiza Funides.

La desaceleración

El crecimiento económico de Nicaragua se ha desacelerado por efectos de la economía mundial y se estima que podría estar en 3.9% al final del año, mientras la inflación sigue bajando producto de la disminución de los precios de los combustibles, indica el informe de Funides, que será divulgado este miércoles.

En junio pasado, según Funides, el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) fue de 3.6%, menor al 4.9% registrado en junio de 2014. No obstante, la inflación ha venido disminuyendo al registrar 1.35% hasta julio último, siendo inferior al 4.69% registrado en julio de 2014, debido a la disminución de los precios de los combustibles.

“Este crecimiento del IMAE está siendo impulsado por los sectores construcción, comercio y finanzas. Mientras que los sectores de manufactura, minas y agricultura vienen mostrando un retroceso. La inflación ha mostrado una caída importante en los últimos cuatro meses”, explicó Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides.

Según Chamorro, los rubros que han registrado una mayor reducción de precios son alojamiento y transporte, influenciados también por la baja de precios de los combustibles.

Funides proyecta que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año será de 3.9% y no del 4.5% proyectado a inicios de año. “La reducción en la tasa de crecimiento en este primer semestre se vio amortiguada por un incremento en la construcción, el crecimiento del gasto público y la estabilidad en el consumo”, afirmó Chamorro.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus